Quantcast
  • 6:48 a.m., 1/8/2014

Consejos para el retorno


THE DALLAS MORNING NEWS | 8/13/2011, midnight

Preparar a los niños para el regreso a clases va mucho más allá de comprarles ropa, útiles, llevarlos a las vacunas y advertirles que no se queden dormidos el primer día de escuela.

Los adultos tienen la responsabilidad de explicar a los pequeños la importancia del aprendizaje para que vean el regreso a clases con entusiasmo, no con enfado, dijo Arminta Jacobson, directora del Centro de Educación de Padres de la Universidad del Norte de Texas.

También deben adelantar lo que será la rutina a partir del 22 de agosto ya que, como en todo, el éxito depende de la práctica, dijo la especialista en desarrollo humano y estudios familiares de UNT.

Jacobson ofrece los siguientes consejos a padres con hijos en edad escolar:

A levantarse temprano

Practique su rutina matutina desde una semana antes del inicio de clases.

Acostumbre a sus hijos a preparar la ropa que se van a poner desde la noche antes.

Apágueles el televisor y duérmalos más temprano que de costumbre.

Programe el despertador como si ya fuera el primer día de clases y levántelos. Para que el ejercicio no resulte molesto, cítelos a la mesa para desayunar a la hora que deberían empezar las clases.

Jueguen a la escuelita

Haga tiempo para leer con sus hijos por la mañana o póngalos a escribir o dibujar.

Junte útiles escolares y juegue a la escuelita con sus hijos. Si son pequeños y usted tiene tiempo, juegue a que ellos sean el maestro y usted el alumno.

Seguridad

Recorran juntos la ruta a la escuela, si es que está cerca. Asegúrese de que sepan dónde tomar el autobús escolar si el plantel está lejos.

Hágalos memorizar el número de teléfono de la escuela, o el celular suyo en caso de una emergencia en el camino.

Nunca está demás recordarles que no hablen con adultos extraños en el trayecto o en la parada del autobús.

Hable con sus vecinos o con familiares que vivan cerca para determinar quién va a ir por sus hijos a la escuela en caso de una emergencia que usted no pueda atender.

Adolescentes

Todo padre con experiencia sabe que la adolescencia es una edad difícil para los jóvenes.

Las cosas se complican más cuando el adolescente debe ir a una nueva escuela, o si ya pasó de la secundaria a la preparatoria.

Jacobson recomienda a los padres invitar a los hijos a dialogar; que ellos sientan confianza de hablar sobre algún problema personal sin temor a que usted se vaya a enojar.

Está bien establecer reglas, pero no hay que imponer expectativas irreales.

Hábleles sobre los riesgos que enfrentan los jóvenes de su edad. Las drogas, las pandillas y los embarazos juveniles son una realidad en las escuelas del Norte de Texas, por lo que hay que permanecer en guardia.

Ayude a su hijo o hija a buscar mentores, o confidentes, ya sea un hermano o hermana mayor, un maestro o maestra.

Sugiérales que se involucren en actividades deportivas, en clubes de lectura o en grupos de acción social o religiosa después de clases.

Dedíqueles más atención durante las primeras semanas de clases.

Su entorno, sus amistades y sus circunstancias han cambiado, y podrían necesitar su apoyo.