Quantcast
  • 11:07 a.m., 24/10/2014

Caldern propone reconstruir Jurez


ASSOCIATED PRESS | 5/24/2011, 11:15 a.m.

Ciudad Juárez, México - El presidente Felipe Calderón anunció la atención de todos los casos de secuestro y extorsión en Ciudad Juárez como medidas para lograr la reconstrucción legal y social de esta localidad afectada por una creciente violencia del narcotráfico.

Al retornar el miércoles a Ciudad Juárez para escuchar a sus habitantes sobre una nueva estrategia que permita abatir la inseguridad que padecen, el mandatario aclaró que si bien está comprometido en cambiar la situación de violencia, también se debe estar consciente que los resultados no se verán de la noche a la mañana.

Calderón llegó a Ciudad Juárez después de una reunión con la secretaria estadounidense de Seguridad Nacional Janet Napolitano en la Ciudad de México para hablar sobre la guerra contra las drogas, y seguridad en la aviación.

Hace una semana, Calderón fue encarado por familiares de algunas víctimas de bandas del narcotráfico en la ciudad fronteriza.

Ahora, el gobernante dijo que instruyó a su gabinete de seguridad para atender de manera inmediata todas las denuncias de secuestro y extorsión, actividades a las que han recurrido los cárteles de las drogas, pero sin aclarar cual es el estado actual de la respuesta a ese tipo de crímenes.

Pidió a la Policía Federal llevar a Ciudad Juárez especialistas en esos dos delitos.

Diversos sectores de Juárez han dicho que en los últimos años se ha dado un incremento en las extorsiones y los secuestros, aunque no hay datos oficiales debido a que las autoridades locales dicen que la gente no denuncia.

La gente ha dicho en varios momentos que no denuncia por falta de confianza en las autoridades, sobre todo cuando policías se han visto involucrados con el crimen organizado.

En la reunión con Calderón, una empresaria reclamó. "O pago impuestos o pago a los trabajadores o pago la cuota de extorsión", dijo la mujer que no se identificó y que puso en evidencia esa problemática que se vive en la ciudad.

Calderón dijo que las autoridades se concentrarán en reconstruir los números telefónicos locales para atender emergencias, para responder lo más rápido posible a las denuncias y no ocurra como en una reciente masacre en una fiesta juvenil, cuando la policía tardó casi una hora para llegar al lugar.

Señaló que combatirán la circulación de vehículos sin placas o con vidrios polarizados.

Calderón se comprometió a que cualquier investigación criminal se apegará a la ley y el respeto a los derechos humanos. En diversas ocasiones, representantes de la sociedad han afirmado que en algunas ocasiones las autoridades violan las garantías en su combate al crimen organizado.

"No necesariamente se puede dar, o es de esperar, que de inmediato se den cambios... sí quiero que seamos absolutamente honestos en ello", dijo el mandatario, quien reiteró que un cambio en Ciudad Juárez necesitará la participación de toda la sociedad.

Refirió que se planea construir centro de desintoxicación para adictos a la heroína, que es la droga más consumida en Ciudad Juárez.

También mantuvo su propuesta de ampliar los apoyos sociales a las familias más pobres, lograr una cobertura general de salud, construir nuevos planteles de educación media superior y crear la página electrónica www.todossomosjuarez.gob.mx que sirva como canal de interacción con la población.

"Esta ciudad volverá a ser una ciudad de leyes, una ciudad donde se respete el estado de derecho y en consecuencia los derechos de cada quien", dijo el presidente.

Horas después de los discursos del presidente Calderón, hombres armados mataron al alcalde de Guadalupe y Calvo, un poblado ubicado en la esquina opuesta a Ciudad Juárez en el mismo estado de Chihuahua, dijo Eduardo Esparza, vocero de la procuraduría estatal de justicia.