Quantcast
  • 9:04 a.m., 21/12/2014

Cumplen 20 años de ayudar a niños


DMN | 5/24/2011, 11:15 a.m.

"En el verano de 1990..."

SONYA\ N\.\ HEBERT\/DMN

Ari Villalba, de 10 años, carga a su hermanita Ángela, de 8, durante un convivio de Bea's Kids. La organización provee servicios para niños de escasos recursos.

Hablando en el único idioma que entienden todos los niños que la rodean, Beatriz Salazar empieza su relato de cómo, al salir de su apartamento en Carrollton, descubrió a un niño buscando comida en un contenedor de basura.

Salazar llevó al niño a su apartamento y le hizo un sándwich de crema de cacahuate y mermelada.

Al día siguiente el niño fue por otro sándwich, y al día siguente, y al siguiente. Y empezó a llevar a sus amigos. Aquel niño fue el primero de los más de 1,000 Bea's Kids (Los niños de Beatriz).

Vestidos con camisetas amarillas que resaltan contra su pelo negro, unos 100 de los más pequeños permanecían sentados en el gimnasio de una iglesia esta semana con motivo del 20 aniversario de la organización no lucrativa, y escucharon a Salazar contarles cómo un solo sándwich se convirtió en el programa para después de clases del que ellos dependen hoy.

Desde su humilde origen en la cocina de Salazar, Bea's Kids ahora cuenta con centros de tutela en edificios de apartamentos de Carrollton, Farmers Branch, Richardson y North Dallas.

Todos los días los niños -cuyos padres, en la mayoría de los casos, no hablan inglés- acuden en busca de ayuda en todos los aspectos, desde sus tareas hasta cómo hacer un regalo para el Día del Padre.

El personal y voluntarios del programa lleva un registro del desempeño de los niños, ofrece tutorías personales y hace visitas domiciliarias para ver cómo van aquellos que se atrasan en sus calificaciones.

Bea's Kids presume a sus estudiantes reconocidos en el rol de honor en un distrito escolar donde el índice de deserción escolar de los hispanos eclipsa el de otros grupos estudiantiles.

A medida que ha crecido la organización, lo mismo han hecho los niños.

Entre un grupo de estudiantes de preparatoria concentrados en la orilla del gimnasio esta semana estaba Juan Flores, quien se integró a Bea's Kids cuando estaba en segundo grado, poco después de llegar a Carrollton proveniente de México.

Con promedio de B en sus clases de crédito universitario en la preparatoria Newman Smith, Juan gana $15 por semana como tutor en el mismo centro donde aprendió inglés.

Recargada en la pared del gimnasio estaba Alondra Rodríguez de Farmers Branch. Sus padres la inscribieron en el programa hace más de siete años porque no sabán inglés para ayudarla con sus tareas de kínder.

Actualmente en octavo grado, Alondra aspira a entrar al apreparatoria y trata de imaginar cómo hubiera sido su vida sin Bea's Kids.

"Nunca lo hubiera entendido", dijo. "Así me hubiera quedado hasta el final de mis días".NIÑOS DE

BEATRIZ

Bea's Kids (Los niños de Beatriz)

Estos son los servicios que ofrece la organización no gubernamental Bea's Kids:

• Tutoría para alumnos de kínder a doceavo grado.

• Campamentos de verano de seis semanas.

• Clases de apoyo a padres.

• Donativos de útiles y uniformes escolares.

• Comidas gratuitas, ejercicio y manualidades.

Información: 972-417-9061