Quantcast
  • 8:50 p.m., 1/9/2014

Pleasant Grove pide su propio concejal


Al Día | 5/24/2011, 11:15 a.m.
Pleasant Grove pide su propio concejal

Bonnie Mathias vive en Pleasant Grove desde hace 24 años porque adora el vecindario en el sureste de Dallas a pesar de sus carencias: la pobreza, el crimen y la escasez de grandes proyectos comerciales.

Lo que no le gusta a Mathias es que los cuatro concejales que dicen representar la zona no se paran por ahí muy seguido.

"Estamos rezagados con los cuatros distritos actuales. Son cuatro concejales pero ninguno vive aquí o está aquí a diario", dijo la integrante del grupo Texas Organizing Project. "No tenemos un Victoria's Secret, no tenemos un Mockingbird Station, no tenemos las cosas que tienen otros distritos".

Al igual que otros activistas y vecinos de todas las etnias, Mathias pidió esta semana a la Comisión de Redistritación de Dallas que designe a un representante en el cabildo de Dallas para Pleasant Grove.

El enorme vecindario al sur de la Interestatal 30, al norte de la I-20 y al oeste de la Autopista 175 actualmente es parte de cuatro distritos con sede en el sur de Dallas.

Algunos activistas latinos quieren que la comisión establezca un distrito de mayoría hispana en Pleasant Grove, y otros hasta piden dos.

Sin embargo, la mayoría de las personas que testificaron ante la comisión esta semana en el Centro de Recreación Pleasant Oaks dijo que la etnia no importa mientras el concejal viva ahí, conozca los problemas y haga bien su trabajo.

"Quiero a alguien a quien le importe (el vecindario). Llevo 12 años viviendo aquí y escucho disparos casi todas las noches", dijo Carol López, que vive por la calle Elam. "Quiero llamar a una sola persona y decirle, 'oye, ven para acá y arregla esto'. Eso es lo que significan esas líneas para mí".

La comisión tiene hasta el 30 de junio para presentar un nuevo mapa de distritos para el cabildo y el reto de incrementar la representación hispana sin mermar a los afroamericanos ni a las asociaciones de vecinos y repartiendo la población en 14 distritos de 85,000 habitantes.

"Por favor, no nos dispersen otra vez. No queremos más ser parte de Oak Cliff", dijo Joy Perry, vecina de Pleasant Grove preocupada por la delincuencia. En enero, alguien se metió a su casa a robar y ella tuvo que instalar barrotes en sus ventanas.

"Necesitamos nuestro propio concejal, sea hispano o lo que sea", exigió.

Tensión entre activistas

A diferencia de Perry, Jesse Díaz cree que la etnia de los concejales es importante, especialmente en un lugar donde siete de 10 personas son latinas.

"Si le preguntas a los cuatro concejales (afroamericanos) cuántos hispanos han nombrado a comisiones, probablemente les alcanzan los dedos de una sola mano", afirmó Díaz, agente de bienes raíces e integrante de Lulac.

Explicó que la mayoría de los funcionarios llegaron al cabildo gracias a su experiencia en comisiones, una oportunidad que los concejales no hispanos rara vez otorgan a un latino.

"Pleasant Grove es de mayoría hispana, así que nos gustaría ver dos distritos hispanos", dijo.

Yolanda Williams, que colabora con la concejal Vonciel Jones-Hill, dijo que esta y el también concejal Tennell Atkins trataron de reclutar hispanos para comités municipales, pero que no quisieron.

"Me frustra oír que esto es sobre representación. No voy a quedarme sentada y dejar que esto se convierta en un asunto negro (contra) hispano", dijo. "Este es nuestro hogar sin importar si eres negro o hispano".

El problema es que "la gente no toma ventaja de las oportunidades educacionales. Si divides el vecindario y pones a un hispano, ¿va eso a mejorar (la educación)?"

Añadió que le consta que un hispano puede ser ventajoso contra otro hispano o contra cualquier persona no preparada. Citó un caso que involucró la venta ilícita de seguros de autos.

"Ellos (los activistas hispanos) hablan como que quieren a alguien que se parezca a ellos e implican que no tienen (representación)", dijo.

BEN TORRES/ESPECIAL PARA AL DÍA

Jerónimo Valdez, presidente del consejo de la Cámara de Comercio Hispana del Sureste de Dallas, habla ante la Comisión de Redistritación esta semana en un centro comunitario de Pleasant Grove.