Quantcast
  • 4:17 p.m., 24/11/2014

Impacta asesinato de mujer por narrar por la web crimen en Nuevo Laredo


MARK STEVENSON/AP | 9/27/2011, 8:11 a.m.

Ciudad de México – El asesinato de una mujer en aparente represalia por sus reportes en un cibersitio contra la delincuencia causó zozobra entre usuarios de redes sociales y empleados del diario en que trabajaba, quienes ahora se preguntan si hay alguien que pueda estar a salvo en la riesgosa ciudad de Nuevo Laredo.

Varias organizaciones defensoras de la libertad de prensa condenaron la muerte de la mexicana María Elizabeth Macías Castro, cuyo cadáver apareció decapitado el sábado junto a un mensaje que mencionaba reportes que escribió en el sitio "Nuevo Laredo en Vivo".

El cuerpo fue encontrado en la plaza de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Un editor del periódico afirmó que Macías fue encargada de publicidad en la publicación. El editor se abstuvo de identificarse por motivos de seguridad.

El editor consideró que la muerte no estaba al parecer relacionada con la labor de Macías en el diario, el cual –ante la intimidación y las amenazas de grupos narcotraficantes– dejó hace dos años de informar sobre la violencia de las drogas.

"Nos tomó por sorpresa, porque desde hace casi dos años no tenemos reportero de nota roja", afirmó el editor.

"Ya hace un par de años, manejamos notas de baches en la calle, focos fundidos, quejas ciudadanas", dijo. "Nada de nota roja".

Aseguró que la policía no se ha comunicado con el periódico, ni dado información sobre el homicidio.

Nuevo Laredo ha sido dominada durante casi los dos últimos años por el cártel de los Zetas, que ha mostrado una violencia extrema.

Debido a que los diarios locales han sido forzados a evitar las informaciones sobre la delincuencia ante amenazas, los mexicanos se han volcado a los sitios locales de chat en línea como "Nuevo Laredo en Vivo" para denunciar acciones violentas y advertirse de tiroteos o bloqueos de calles por los cárteles.

El sitio incluye números para comunicarle pistas a la policía y a las fuerzas armadas, así como para reportar la ubicación de vigías de los cárteles.

El sitio era visto como una alternativa segura y anónima, pero sus usuarios comenzaron a preguntarse si los alias utilizados para conservar el anonimato aún ofrecen protección.

"Si queremos recuperar la tranquilidad y la libertad, siempre se tiene que luchar, claro no invitaría a nadie a tomar las armas, pero con su denuncia sí les hacemos daño", dijo un usuario registrado como "anon9113".

Otro usuario coincidió. "Exacto, (la muerte de Macías) no debe de ser en vano, toma ejemplo, escarmienta". El mensaje hallado junto al cuerpo de Macías a un lado de una avenida importante refería el alias que la mujer utilizaba al parecer en el sitio, "La Nena de Laredo", y también mencionaba a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Marina. Su cabeza fue encontrada sobre una gran pila de piedras cercana.

"Ok Nuevo Laredo en vivo y redes sociales Yo soy la nena de Laredo y aquí estoy por mis reportes y los suyos ... para los que no quieren creer esto me pasó por mis acciones por confiar en SEDENA y MARINA ... Gracias por su atención Atte: La "Nena" de Laredo ... ZZZZ".

La letra "Z" alude a los Zetas.

Se desconoce cómo fue que los asesinos supieron su verdadera identidad. El editor del diario dijo que lo desconocía, pero algunos usuarios del sitio reflejaron el presente clima de desconfianza, al sugerir que pudo ser mediante alguien que trabajaba con Macías.

El aterrador asesinato podría ser hasta ahora en este mes el tercero de personas de Nueva Laredo que fueron muertas por un cartel de las drogas debido a lo que dijeron en internet.

A principios de mes, un hombre y una mujer aparecieron muertos cuando colgaban de un puente en Nuevo Laredo con un mensaje de similar contenido intimidatorio para los usuarios de internet.

"A medida que los ciudadanos mexicanos, incluyendo a periodistas y medios, están volcándose en forma creciente hacia las nuevas tecnologías frente a la censura generalizada, los carteles de la droga están usando la violencia para controlar la información en internet", dijo Carlos Lauría, coordinador del programa para las Américas del Comité de Protección a los Periodistas, de Nueva York.