Quantcast
  • 11:44 a.m., 25/10/2014

Espárragos ganan con la parrilla


ELIZABETH KARMEL/AP | 4/3/2012, 4:49 p.m.
Espárragos ganan con la parrilla
Espárragos a la parrilla. | MATTHEW MEAD/AP

Cada vez que los hago — sazonados con mi trilogía elemental de aceite de oliva, sal y pimienta a la parrilla —, la gente me pregunta por la receta.

Eso se debe a que la parrilla transforma tanto a los espárragos que la gente piensa que estoy bromeando cuando les digo que usé sólo esos ingredientes.

Mucha gente no se da cuenta del poder de realzar el sabor que tiene la parrilla. Esta sencilla receta lo demuestra de manera ideal.

Yo prefiero los tallos de fondo grueso, que truenan en vez de doblarse; con la parte superior apretada y que tengan un color verde sólido.

Yo generalmente compro los espárragos el mismo día que los voy a cocinar, pero los puede conservar frescos en el refrigerador de la misma forma que el perejil: cortándoles la parte inferior y metiendo todo el manojo, verticalmente, en un vaso de agua, como si fuera un bouquet de flores.

Cuando llegue la hora de prepararlos, tiene que córtales lo de abajo. Tiene dos opciones. Puede trozar las varitas de una en una o, si dejó el manojo intacto, córtelo de la liga para abajo.

Espárragos envueltos en prosciutto

Busque espárragos de tallo grueso, firme y con puntas verde oscuro o morado. También revise el fondo de los tallos. Si están secos, es probable que tengan mucho tiempo.

Tiempo: 25 minutos

1 libra de espárragos gruesos, frescos

2 a 4 cucharadas de aceite de oliva extravirgen

1 cucharadita de sal kosher (al gusto)

1/2 libra de prosciutto en rebanadas finas

Calentar la parrilla a intensidad media.

Cortar los fondos duros de los espárragos. Puede usar el cuchillo para cortarlos de dos tercios para abajo, o con la mano.

Si opta por el último método, tome los tallos de uno a uno por ambos extremos y dóblelos hasta que truenen por su punto débil natural.

Lavar y secar los tallos.

Meter los espárragos en una bolsa de plástico sellable grande. Ponerle suficiente aceite de oliva para poder darles masaje y que se cubran por completo de aceite.

Ponerles sal y darles masaje otra vez. Dejar el espárrago en la bolsa hasta que los vaya a cocinar.

Poner los espárragos en la parrilla, atravesados para que no se caigan.

Asarlos de 8 a 12 minutos (dependiendo del tamaño y grosor de los tallos), volteándolos ocasionalmente para exponerlos al fuego por todos sus lados.

Los espárragos deben empezar a dorarse en algunos puntos (lo que indica que sus azúcares naturales se están acaramelando), pero cuidar que no se quemen.

Quitarlos de la parrilla y dejarlos enfriar a temperatura ambiente. Envolver cada tallo de espárrago asado en una rebanada de prosciutto. Servir inmediatamente.