Quantcast
  • 4:39 p.m., 22/10/2014

Candidata oficialista anuncia golpe de timón en campaña


4/10/2012, 10:14 p.m.
Candidata oficialista anuncia golpe de timón en campaña
Josefina Vázquez Mota (al centro), candidata oficialista a la presidencia de México, sonríe durante una conferencia de prensa en la ciudad de México, el lunes 9 de abril de 2012. | ASSOCIATED PRESS

Ciudad de México — La candidata oficialista a la presidencia de México, Josefina Vázquez Mota, anunció el lunes ajustes en su equipo y estrategia de campaña, en lo que calificó como un "golpe de timón" para corregir diversas fallas que marcaron los primeros días de sus actos proselitistas.

Ubicada en el segundo lugar de las preferencias electorales, la candidata del Partido Acción Nacional (PAN) dijo que "conflictos internos" les consumieron tiempo, pero aseguró que eso "ha quedado en el pasado" y que ahora busca que su campaña avance hacia el triunfo.

"He decidido dar un golpe de timón", dijo Vázquez Mota en un mensaje a la prensa, en el que no aceptó preguntas.

Vázquez Mota anunció la incorporación de personajes de la estructura del PAN y ex colaboradores del gobierno del presidente Felipe Calderón para apuntalar su equipo y entre cuyas tareas estará el realizar un seguimiento diario de la estrategia y tomar cualquier decisión de coyuntura.

"Yo creo que lo que está tratando de hacer es tener a todo Acción Nacional con ella... y al sector cercano a Calderón (que) no había estado con ella en la campaña interna", planteó a The Associated Press Macario Schettino, analista y profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Durante la precampaña interna del PAN, el ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero era visto como el favorito de Calderón para alzarse con la candidatura de su partido.

Vázquez Mota señaló que su prioridad será convencer a los ciudadanos indecisos de que la apoyen, tras asegurar que representan un tercio del electorado, además de que hará una campaña de contrastes con las propuestas de sus rivales políticos.

Delineó los tres temas que guiarán sus propuestas de campaña: educación, seguridad para la paz y fortalecimiento de la economía interna.

En principio, dijo que es momento de poner en marcha "una estrategia diferente" en el combate al crimen, aunque no mencionó algo opuesto a lo que hasta ahora ha hecho el presidente Calderón como parte de su ofensiva para enfrentar a la delincuencia organizada y que ha incluido el despliegue inédito de soldados y marinos en diversas zonas del país.

Pese a la ofensiva oficial, la violencia se ha mantenido en diversas zonas del país y desde que Calderón asumió el poder en diciembre del 2006 han sido asesinadas más de 47.500 personas.

La campaña presidencial comenzó formalmente el 30 de marzo y desde ese día algunos de los actos de Vázquez Mota se han visto marcados por algunos incidentes desde un tropezón verbal al decir que una de sus planes de gobierno es "fortalecer el lavado de dinero", cancelar encuentros por una protesta de ex trabajadores de una aerolínea e incluso un mareo en un encuentro con activistas que la llevó a interrumpir su discurso y que generó cuestionamientos sobre su salud.

"Estoy fuerte", afirmó la candidata, quien ha sido secretaria de Educación y de Desarrollo Social.

Para Schettino, el arranque de su campaña "no fue muy bueno, pero tampoco creo que haya sido tan malo". Consideró que se le dio "mucha atención a detalles que no son tan relevantes".

El favorito rumbo a los comicios del 1 de julio es el candidato del ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, quien lleva una ventaja de más de 10 puntos sobre Vázquez Mota según diversas encuestas.

Entre las personas que integró a su equipo están su ex contrincante por la candidatura del PAN y ex secretario de Hacienda, Ernesto Cordero; el líder del partido, Gustavo Madero; y Rafael Gerardo Giménez, quien hasta el sábado fue coordinador de opinión pública de la Presidencia con Calderón.

También llegó a su equipo Max Cortázar, que fue el primer vocero de Calderón.

Tras los incidentes, en la prensa mexicana se especuló si su coordinador de campaña, Roberto Gil, dejaría el cargo. Sin embargo, Vázquez Mota lo ratificó en el puesto.

El PAN busca mantener la presidencia que por primera vez obtuvo en 2000, tras derrotar al PRI, un partido que había gobernador hasta entonces por 71 años continuos el país.