Al Dia TX
5:08 a.m., 4/23/2014 | 56°

EU combate narcotráfico en diarios mexicanos

| 4/13/2012, 9:09 a.m.
EU combate narcotráfico en diarios mexicanos
Esta imagen del 7 de septiembre de 2010 proporcionada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) muestra más de 110 kilogramos de mariguana decomisados de un vehículo que trató de ingresar a territorio estadounidense cerca de San Diego. El conductor dijo que respondió a un aviso clasificado al parecer publicado por narcotraficantes en un diario para reclutar a conductores que de manera involuntaria cruzan drogas por la frontera. | ASSOCIATED PRESS

San Diego — La guerra contra el narcotráfico se traslada a los avisos clasificados de los diarios mexicanos.

Desde hace tiempo, los traficantes solicitan guardias de seguridad, sirvientas y cajeros por medio de anuncios clasificados que publican en periódicos y dicen a los interesados que entre sus funciones está el conducir vehículos de la compañía hacia Estados Unidos. Lo que no se les cuenta es que las unidades están cargadas con drogas.

A partir de esta semana, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) empezará a publicar sus propios anuncios en periódicos de Tijuana en los que alerta a quienes buscan empleo que podrían convertirse en mulas involuntarias.

"¿Por qué no hacer lo mismo que (los cárteles) están haciendo? Para ellos resulta exitoso. ¿Por qué no habría de serlo para nosotros?", Lester Hayes, un supervisor de la unidad de ICE en San Diego, recuerda que sus agentes le dijeron.

Desde febrero de 2011, 39 de los arrestos realizados en los dos cruces fronterizos de San Diego han estado vinculados con las ofertas de empleos aparentemente legítimos, de acuerdo con el ICE, que nunca había registrado cifras similares.

Tales arrestos han derivado en el decomiso de 1.542 kilogramos (3.400 libras) de mariguana, 34 kilogramos (75 libras) de cocaína y 45 kilogramos (100 libras) de metanfetaminas, un porcentaje mínimo del total de lo incautado pero lo suficiente para convencer a las autoridades estadounidenses de que los narcotraficantes cada vez apelan más a esa técnica de reclutamiento.

Los traficantes de drogas siempre buscan explotar los puntos endebles de la frontera de 3.144 kilómetros (1.954 millas), por más reducidas que sean la posibilidades de contrabandear exitosamente la droga. Durante los últimos años, han optado por el uso de embarcaciones improvisadas en el Océano Pacífico y aviones ultraligeros sobre los desiertos de California y Arizona. En el área de San Diego, ha habido un repunte en el caso de adolescentes que cruzan la frontera desde Tijuana con drogas pegadas al cuerpo.

Algunas técnicas repentinamente populares se enfocan en sectores específicos de la frontera. El ICE no ha detectado repuntes importantes en los avisos clasificados fuera de San Diego.

Los anuncios que las autoridades conectan con los narcotraficantes parecen inofensivos. Ofrecen empleo en Estados Unidos —una invitación que solamente quienes cuentan con autorización legal para cruzar la frontera pueden buscar— con un número telefónico y en ocasiones un sitio para solicitar el puesto en persona.

A los contratados se les pide que crucen autos por la frontera, por lo general a un restaurante de comida rápida o un centro comercial en San Diego, de acuerdo con el ICE. A su llegada, se les suele decir que ese día no habrá trabajo y deben dejar el vehículo y regresar caminando a México tras recibir una pequeña cantidad de dinero.

Por lo general, a los conductores se les pagan 50 a 200 dólares por viaje —mucho menos de los 1.500 a 5.000 dólares que los traficantes experimentados reciben como pago por ese tipo de viajes, dijo Hayes.