Quantcast
  • 10:21 p.m., 19/12/2014

Le espera sermón de latinos a Obama en cumbre


FRANK BAJAK/AP | 4/13/2012, 9:44 a.m.
Le espera sermón de latinos a Obama en cumbre
Caricaturas del presidente Barack Obama, izquierda, y del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dibujadas por Martin Bayona son exhibidas en el centro de prensa de la Cumbre de las Américas en Cartagena, Colombia, el jueves 12 de abril del 2012. Obama se embarca el viernes en su viaje a la Cumbre de las Américas en Colombia con la atención puesta en mejorar los lazos internacionales y cuidando a otra audiencia en año electoral en Estados Unidos. | ASSOCIATED PRESS

Cartagena, Colombia — El presidente de Estados Unidos Barack Obama no puede ser culpado por el retroceso en la influencia comercial y económica de su país en las Américas y los otros 32 líderes hemisféricos con los que se encontrará este fin de semana lo saben.

Tal influencia retrocedía ya desde antes de que Obama llegara a la presidencia.

Pero eso no evitará que en Cartagena, este balneario del Caribe colombiano donde se celebrará la VI Cumbre de las Américas, Obama sea empujado a una esquina por varios asuntos, entre ellos la terquedad de Estados Unidos en mantener un veto a la participación de Cuba en estas citas hemisféricas y el reclamo de Argentina por las islas Malvinas.

Incluso los amigos de Obama, quien llega este viernes, aseguran que tres años después de que prometió mantener una relación de igual a igual al asistir a su primera cumbre, el mandatario no ha puesto mucho esfuerzo en forjarla.

Y eso sólo causa daños a su propio país.

"Lo que yo he dicho, y se lo he dicho en Estados Unidos a muchas personas del gobierno, es que más les vale mirar hacia el sur, porque para ellos los intereses estratégicos de largo plazo están en América Latina, no en países lejanos", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos en una entrevista en vísperas de la cumbre publicada en el diario El Tiempo.

Diálogo Interamericano, un destacado grupo de 100 ex diplomáticos e intelectuales, la mitad de ellos de Estados Unidos, fue más tajante: "La mayoría de los países de la región miran a Estados Unidos como menos y menos relevante para sus necesidades y con la declinante capacidad de proponer y concretar estrategias para lidiar con los asuntos que más les preocupan", dijo el grupo en un informe.

El grupo con sede en Washington enumeró tres razones: la inflexibilidad de las políticas migratorias de Estados Unidos, la inhabilidad o falta de voluntad para reconsiderar una política antidrogas que ha convertido a México y Centroamérica en un sangriento campo de batalla, y un consenso en el hemisferio de que la mejor manera de promover la democracia en Cuba es poner fin al embargo, en lugar de reforzarlo.

Las alternativas a esa guerra contra las drogas y la inclusión de Cuba en las cumbres serán los temas que dominarán la agenda el 14 y 15 de abril, cuando los presidentes tendrán su cónclave.

A su llegada a Cartagena el viernes, el presidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó la postura sobre una participación de La Habana.

"Habría sido importante que el pueblo cubano esté presente", dijo Morales en una breve declaración en el aeropuerto de Cartagena. "Que sea la última cumbre sin Cuba", añadió.

De igual manera parece asumir protagonismo el reclamo de Argentina al Reino Unido por las islas Malvinas.

Aunque se desconoce oficialmente si ese viejo reclamo de Buenos Aires estará en la agenda, las autoridades argentinas ya confirmaron que habrá una reunión bilateral el sábado entre Obama y la presidente Cristina Fernández.