Quantcast
  • 10:14 p.m., 28/8/2014

Candidatos plantean negociar reforma integral


JULIÁN RESÉNDIZ/AL DÍA | 4/21/2012, 6:46 a.m.

Si no puedes con el enemigo… hay que negociar con él.

Esa es la alternativa que proponen algunos candidatos demócratas al Congreso para asegurar la legalización de cuando menos algunos inmigrantes indocumentados en el 2013.

Las propuestas de los aspirantes del área a la Cámara de Representantes van desde posponer el derecho a la ciudadanía por dos años, hasta aceptar la derrota temporal de la reforma integral a cambio del apoyo republicano al Dream Act.

Estas alternativas fueron planteadas por los aspirantes al Distrito 33 del Congreso esta semana durante una reunión con la junta editorial de The Dallas Morning News y un editor de Al Día.

Los candidatos también dijeron que México no ganará la guerra contra el narcotráfico hasta que Estados Unidos reduzca su consumo de drogas. Miles de personas han sido asesinadas en México en los últimos años a causa de la guerra entre cárteles y gobierno.

Algunos candidatos propusieron invertir en programas de prevención y tratamiento de las adicciones, y despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de marihuana y cocaina.

“Hay que continuar financiando la Inciativa Mérida para que el gobierno mexicano continue su lucha contra los cárteles de las drogas. Sin embargo, la solución está aquí en Estados Unidos”, manifestó el candidato Domingo García.

“Hasta que no frenemos el consumo, no frenaremos el flujo de la droga a este país ni el transporte de armas y dinero ilícito a México”, agregó.

El candidato Marc Veasey coincidió que la guerra contra las drogas se tiene que ganar en las calles, las escuelas y los hogares de Estados Unidos.

“Mientras exista la demanda por las drogas en nuestro país, alguien va a tratar de saciarla, sin importar qué haga México”, dijo Veasey, representante estatal de Fort Worth.

La abogada Chrysta Castañeda agregó que las raíces del problema son la drogadicción y la falta de empleos para los jóvenes, lo cual hace atractivo vender y traficar drogas.

“Cuando hay una ausencia de oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes, la alternativa más lucrativa es participar en la venta y el (tráfico) de drogas”, dijo.

García, Veasey y Castañeda afirmaron que pugnarán por más fondos federales para programas de tratamiento y prevención de adicciones, y que están a favor de despenalizar delitos menores de narcotráfico.

Veasey dijo que hay una diferencia entre no encarcelar a quien porta droga para consumo personal y permitir la venta indiscriminada de narcóticos.

“No creo que el país esté preparado para legalizar las drogas”, precisó.

Negociarían la reforma

Los demócratas durante los últimos cinco años han culpado a los republicanos de bloquear la reforma migratoria.

Tanto así que algunos demócratas, como el abogado J.R. Molina, creen que la única forma de aprobar la reforma es regresando el control del Congreso a su partido.

“Necesitamos ganar 25 escaños y reinstaurar a Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara de Representantes para que la reforma migratoria proceda”, afirmó el también candidato.

Otros creen que la clave está en la Casa Blanca.

“Cada vez que veo al presidente (Obama) le digo que él puede ser el Abraham Lincoln de la era moderna, que él puede firmar (la legalización de ciertos indocumentados) por medio de una orden ejecutiva”, dijo el candidato Steve Salazar. “Obama puede hacer esto ahora”.