Quantcast
  • 7:11 a.m., 30/10/2014

Peña Nieto, el nuevo rostro del viejo partido


ASSOCIATED PRESS | 12/4/2012, 4:58 p.m.
Peña Nieto, el nuevo rostro del viejo partido
Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de México el domingo con lo que se marca el retorno del PRI al poder. | ALEXANDRE MENEGHINI/AP

photo

Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de México el domingo con lo que se marca el retorno del PRI al poder.

Ciudad de México -- Lo llaman el rostro nuevo de un viejo partido, uno que gobernó de forma autoritaria México por más de 70 años.

Enrique Peña Nieto, un ex gobernador de 46 años, recuperó el sábado la silla presidencial que el Partido Revolucionario Institucional perdió hace 12 años, con promesas de paz y un major futuro económico.

En su primer mensaje a la nación, Peña Nieto prometió combatir la pobreza con subsidios a los necesitados, recuperar la paz con programas de prevención al delito y fomentar el crecimiento económico con reformas energéticas y fiscales.

El presidente es visto como parte de una nueva generación que da un rostro fresco al partido, pero sus detractores insisten que sus orígenes están ligados a un PRI que no ha abandonado las prácticas de corrupción con las que se aferró al poder por años, a través de las dádivas, autoritarismo, sobornos y compra de votos. Su gabinete, integrado por miembros de la vieja guardia del PRI y nuevos tecnócratas educados en el extranjero, muestra las dos facetas.

Políticos opositores dijeron el sábado que darán a la administración de Peña Nieto el beneficio de la duda, pero temen que viejas prácticas autoritarias vuelvan a México.

"Es el formato antiguo", dijo el senador Miguel Barbosa, coordinador del opositor Partido de la Revolución Democrática. "Vamos a esperar buen gobierno. México necesita buen gobierno pero no un gobierno sin controles, no un gobierno sin límites. Un gobierno democrático es lo que México necesita", agregó.

El presidente usó un tono conciliador en su primer discurso nacional, en un aparente intento de calmar algún temor sobre un regreso autocrático del PRI.

"Como presidente democrático, respetaré a todas y a cada una de las voces de la sociedad", dijo y aseguró que escuchará la opinión de la gente.

Paz, primera tarea

Peña Nieto hereda un país que sufrió más de 100,000 homicidios en los últimos seis años en los que el ahora ex presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva armada contra los cárteles de drogas.

Aunque apoya el debate sobre la legalización de la marihuana, el mandatario dijo a la revista Time que está en contra de la legalización y considera que la estrategia antidrogas debe de ser debatida.

Su campaña se enfocó en enfatizar que es un hombre que cumple sus promesas, entre las que está abrir a la petrolera Pemex a una mayor participación privada. Peros sus críticos lo ven como un producto de la mercadotecnia televisiva y una cara bonita que es incapaz de salirse del guión.

"Veo en Peña Nieto un político que sobre todo es un político con olfato", dijo el analista político Jesús Silva-Herzog Márquez del Instituto Tecnológico Autónomo de México. "No es un ideólogo... quiere darle eficacia al gobierno y habrá que verlo", agregó.

Al asumir la presidencia, en un mensaje desde el Palacio Nacional, en el Zócalo de la Ciudad de México, el político anunció 13 propuestas específicas para avanzar hacia el cumplimiento de sus metas que enviará al Congreso, entre ellas una iniciativa de reforma para que en todo el país haya un sólo código penal y nos los 33 que ahora existen.

Also of interest