Quantcast
  • 6:21 p.m., 20/12/2014

Eduardo Nájera dirige con su pasión


SILVANA PAGLIUCA/AL DÍA | 12/15/2012, 8:17 a.m.
Eduardo Nájera dirige con su pasión
Eduardo Nájera, coach de los Legends. | BEN TORRES/ESPECIAL PARA AL DÍA

photo

Eduardo Nájera, coach de los Legends.

Eduardo Nájera dirige a los Texas Legends con una seguridad que esconde sus aires de novato en la banca de entrenador.

"Estoy usando puro instinto, mi experiencia como jugador", dice Nájera, ya relajado en el vestidor del equipo en la arena Dr Pepper de Frisco, luego de conseguir una victoria más en la temporada.

Durante los partidos, se enoja, grita, maldice, regaña, protesta y luego sonríe.

"Si quieres que jueguen fuerte y duro tienes que demostrar esa pasión dentro de ti y algunas veces se dicen malas palabras", explica con el rostro enrojecido.

Hace tan solo unas pocas semanas que el ex basquetbolista mexicano hizo su debut como entrenador en jefe de los Legends dentro de la liga de desarrollo de la NBA.

Dirigir lo lleva en la sangre. Sus mismos compañeros lo apodaban coach cuando todavía era jugador activo, cuenta Donnie Nelson, dueño de los Legends, gerente de operaciones de los Mavericks y quien le ofreció su primera oportunidad como entrenador.

Nájera sabe que tiene mucho que aprender en su nueva posición.

"En lugar de asumir que van a saber lo que quiero que hagan, ahora trato de comunicarles todo el tiempo, ese fue mi problema ante Tulsa".

Nájera perdió los dos primeros partidos ante los 66's de Tulsa.

También reconoce que debe usar mejor los tiempos para hacer sustituciones. Pero todo parece indicar que ya haber tomado el ritmo.

El primer entrenador mexicano en la historia de la liga de basquetbol del país no ha vuelto a sufrir derrotas desde aquel descalabro inicial.

Nájera condujo a su equipo a cinco victorias consecutivas para mejorar su récord a 5-2. El conjunto está en el segundo lugar de la División Oeste junto con Tulsa y detrás de Sioux Falls, a quien venció el sábado pasado 86 a 82. Sus otras víctimas han sido el Energy de Iowa y los Vipers de Río Grande.

Pero los Legends tienen un jugador más que los rivales.

Mientras los cinco principales juegan, Nájera mueve sus brazos en todas direcciones para dar instrucciones y camina de un lado a otro de la duela. "Parece que yo también estoy jugando".

Quiere dirigir con estilo propio pero reconoce que aplica lo aprendido de sus ex entrenadores de Mavericks, Bobcats, Nuggetts, Nets y Warriors en sus 12 temporadas como jugador en la NBA.

De todos, confiesa que George Karl, de Denver, ha sido su mayor influencia. "Estoy tratando de jugar un poquito así como él."

Hoy sus principales mentores son Nelson y Del Harris, ex entrenador de los Legends, quien se retiró luego de 52 años de actividad.

"Solo le he dado algunas ideas y le di muchos materiales de lectura para que los lea y analice lo que quiere hacer", dice con humildad Harris.

"No solo libros, me ha mandado 1,000 e-mails de la filosofía del basquetbol", lo corrige Nájera.

Con Nelson, la relación es aún más cercana ahora como socios propietarios de la franquicia sucursal de los Mavericks.

"Esperamos que gane cada juego, que sea campeón y coach del año", bromea Nelson, quien no se pierde un solo juego de sus Legends.

"Me siento como su hermano mayor pero, para ser honesto, él no me necesita mucho", considera Nelson.

Nájera dice que el mejor consejo que recibió de Nelson le ayuda en cada juego a la hora de tomar decisiones rápidas.

"Me dijo que no deje de ser yo mismo, que no cambie de personalidad y es lo que estoy haciendo", relata Nájera.

La relación con sus jugadores tiene un ingrediente especial.

"Es más fácil sentirme identificado con él porque él sabe lo que pasamos y qué esperar porque estuvo allí", considera George Odufuwa, delantero de los Legends.

Nájera sabe que su primera temporada como entrenador será difícil pero sueña con llevar a su equipo a la postemporada gracias a la conexión que está logrando con los jugadores.

"Cuando hablo desde la experiencia, así sí siento yo que me ponen muchísima atención, es lo que puedo aportarles y lo que me encanta de mi trabajo."

Este sábado a las 7 p.m. los Legends reciben a los Vipers en el arena Dr Pepper de Frisco.

Also of interest