Quantcast
  • 12:55 a.m., 20/9/2014

Oposición venezolana: ¿Y ahora qué?


FABIOLA SÁNCHEZ y VIVIAN SEQUERA/AP | 12/18/2012, 7:37 a.m.
Oposición venezolana: ¿Y ahora qué?
En esta fotografía difundida por el Palacio de Miraflores, el vicepresidente Nicolás Maduro ofrece una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela, el domingo. | /AP

photo

En esta fotografía difundida por el Palacio de Miraflores, el vicepresidente Nicolás Maduro ofrece una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela, el domingo.

Caracas -- Por primera vez en años, el mote que le endilga el gobierno del presidente Hugo Chávez se hizo más patente que nunca: la oposición "escuálida" de votos consiguió apenas tres de las 23 gobernaciones venezolanas en los comicios regionales del domingo.

El deterioro de la salud de Chávez parece haber movilizado a sus simpatizantes en favor de los candidatos del oficialismo, lo que convierte a su vicepresidente Nicolás Maduro en un duro rival en caso de convocatoria a nuevas elecciones presidenciales.

Sin embargo, la transferencia del apoyo con que cuenta el mandatario a su eventual sucesor podría desvanecerse con el paso del tiempo, y además existe la duda de si Maduro sería capaz de mantener la unidad del partido chavista durante todo un sexenio presidencial.

En un acto en la jornada por un nuevo aniversario del fallecimiento del libertador Simón Bolívar, Maduro dijo a los reporteros al final de la ceremonia en Caracas que a pesar de que en algunos estados el partido chavista se dividió en candidaturas paralelas, se logró el triunfo.

"A las fuerzas revolucionarias del gran polo patriótico que de alguna manera en algunas estados lanzaron candidaturas paralelas y pusieron en peligro el triunfo de la revolución, ¿qué hubiera pasado si en esos estados se hubiera perdido? Debemos reflexionar y en esos estados donde hubo candidaturas paralelas tenemos que ir a un proceso de reunificación", dijo Maduro.

Añadió que "vamos a reunificar todas las fuerza patrióticas, revolucionarias... pasemos la página de los problemas que nos llevaron en algunos estados, que fueron afortunadamente pocos, a tener candidaturas paralelas, y por amor al pueblo, por amor a Chávez, vamos a unir nuestras fuerzas para las batallas que vienen".

Los opositores, de quienes Chávez destaca su flaca representación, perdieron bastiones clave como el estado petrolero de Zulia y el central de Carabobo.

La única piedra que sigue en el zapato del chavismo es Henrique Capriles, el líder opositor que ganó la relección en el estado central de Miranda, imponiéndose al candidato del gobierno y ex vicepresidente Elías Jaua.

Capriles venció en Petare, al este de Caracas, que con medio millón de habitantes es una de las mayores barriadas pobres de América Latina y un nicho fértil para el discurso oficial a favor de los menos favorecidos.

El ex vicepresidente "ofreció villas y castillos y la gente (en la barriada) no se lo creyó", dijo Lourdes Pérez, un ama de casa de 64 años, al salir de un pequeño abasto en Petare cargada de bolsas plásticas llenas de plátanos rumbo a su humilde casa sobre las colinas.

Pérez, una sonriente mujer apodada Lula, relató que recuerda a Jaua como el funcionario de Chávez que dirigió expropiaciones de empresas. "Hablar de expropiaciones es hablar de Jaua, el que te quita tu propiedad... y cómo puedes estar contento con eso".

"Lo mismo que me pasa a mí le pasa a mucha gente...por eso yo no lo quería" a Jaua, agregó la mujer, una figura menuda y robusta con el pelo teñido amarillo.

Also of interest