Al Dia TX
7:28 p.m., 4/17/2014 | 63°

REFLEXIONES: La personalidad 'borderline'

ROSALINDA WEISZ/REFLEXIONES | 1/14/2012, 6 a.m.

photo

Rosalinda Weisz

Roberto me mira con desesperación: "Ya no aguanto esta vida", me dice, y se queda callado, la cabeza entre sus manos. Espero a que se reponga y pueda explicarme el motivo que lo trae a mi consultorio.

El relato comienza con un enamoramiento veloz y un noviazgo plagado de dramas y conflictos. Roberto no entiende qué le pasa a su prometida, quien por momentos parece "poseída por los demonios". Marcela puede ser encantadora, es bella, sociable y extrovertida. Roberto se ha sentido muy atraído por su energía y su apasionamiento. Sin embargo, ella se le enoja por nada y sus reacciones son intensas, exageradas y extremas. No es posible calmarla y las peleas pueden durar días o semanas. El motivo puede ser cualquier cosita, una mínima expectativa que no se cumple o una frase que es interpretada de una manera ilógica e impredecible.

Roberto me dice que ha tratado de ser paciente, que ha intentado hablar con Marcela, pero lo único que consigue es acrecentar el enojo de su novia. Se ha cansado de pedir disculpas por cosas que no ha hecho en un fallido esfuerzo por evitar nuevas explosiones y ha empezado a distanciarse de ella. ¿Cómo comprender que un día ella lo considera como el hombre más amable del mundo y al otro día, o a veces después de haber transcurrido sólo un par de horas, algo sucede que lo transforma en un ser monstruoso?

A medida que escucho la historia, se dibuja en mi mente la imagen de Marcela como una persona que sufre de una distorsión de la personalidad llamada " personalidad límite" o " borderline". Esta es una condición que afecta a muchas personas y que se caracteriza por "un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y la afectividad, y una notable impulsividad".

En estos trastornos ocurre con frecuencia una especie de ruptura con la realidad, por la cual la información se procesa negativa y erróneamente. La persona es incapaz de reconocer que sus pensamientos y conductas son anormales e ignora el sufrimiento que provoca en los demás. Actúa en respuesta a conflictos internos e inseguridades que la hace hipersensible a cualquier señal que sugiera posibilidad de abandono. La imagen que tiene de sí misma la persona " borderline" es tan frágil, que necesita "atarse" a los demás, pero por la desconfianza que siente, sus "ataduras" son inestables y se caracterizan por alternar extremos de adoración y de aborrecimiento.

Como es lógico, las relaciones de pareja con estas personas resultan muy difíciles y muchas veces terminan abrupta y dolorosamente.

El proceso de terapia con Roberto se ha enfocado no sólo en permitirle reconocer la patología de su novia y ayudarlo a desconectarse de los patrones de conducta enfermos que se han establecido entre ellos, sino también en la necesidad de entender por qué él se ha mantenido en esta relación.

Existe un motivo, por lo general inconsciente, que hace a la persona " borderline" muy atractiva. Marcela es afectuosa, divertida y desea que la relación sea buena. Pero como no reconoce sus dificultades , culpa a Roberto por el fracaso.

Una de las características del hombre en este tipo de relaciones es que él desea "salvarla", rescatarla de sus sufrimientos, y la fantasía de lograrlo le hace sentirse bien.

Lamentablemente, la "salvación" es poco probable. La personalidad " borderline" es difícil de modificar, pero la mejoría es posible si la persona acepta que necesita tratamiento.

Weisz es psicoterapeuta con práctica en Dallas. Puede escribirle a reflexiones_rw@hotmail.com o llamar al 972-248-8416.