Quantcast
  • 1:10 a.m., 22/9/2014

Fe de sacerdote de Dallas supera el temor


DIANNE SOLÍS/DMN | 3/13/2012, 9:10 p.m.
Fe de sacerdote de Dallas supera el temor
El padre Wilmer Daza oficia la misa en la iglesia Nuestra Señora del Pilar en Oak Cliff. Daza irá a ver al papa Benedicto XVI en Mexico a fines de mes. Muchos no iran por el temor a la violencia. | BRAD LOPER/DMN

Siendo seminarista, Wilmer Daza aprendió los rituales del bautismo y la inhumación en Medellín, Colombia, a finales de la década del 90.

También por primera vez fue testigo de un asesinato y esquivó las balas durante la guerra contra las drogas que desgarró a ese país sudamericano.

Siendo ahora sacerdote en Dallas, el hombre conocido como padre Wilmer aconseja a familias inmigrantes que atraviesan por problemas de drogas o pandillas, viendo su situación a través del prisma de sus años de observar la narcoviolencia que le dio a Medellín una fama tan negra.

Una familia sufre el pesar de que su niño de 8 años es obligado por sus hermanos mayores a vender drogas.

Otra familia dice que un sobrino de 12 años dio una prueba brutal sobre la culpabilidad de un asesinato en la familia: “Fui yo”.

La fe ayuda a los creyentes a salir de sus tribulaciones, dice el sacerdote que preside la Iglesia Católica de Nuestra Senora Del Pilar en Illinois Avenue.

Es su propia fe la que en pocos días lo llevará a León, en México, con motivo de la visita del papa Benedicto XVI.

Muchos católicos de origen mexicano dicen que tienen miedo de viajar por carretera en México a causa de la violencia del narcotráfico.

Daza desestimó el peligro.

“El papa Benedicto es el apóstol de Jesucristo”, dijo el sacerdote de 46 años.

“Esto renovará mi ministerio, para servir a los inmigrantes…. Me preocupa tanto la juventud en este sector. Estamos perdiendo a muchos jóvenes ante las pandillas y las drogas”.

El Departamento de Estado emitió una advertencia de viaje para casi la mitad de los estados de México.

Guanajuato, el estado que visitará el Papa, no está en la lista, pero sí los estados que hay que cruzar por carretera para llegar ahí.

El sacerdote viajará por avión gracias a un boleto que le regaló un parroquiano, y un sacerdote mexicano le consiguió un boleto para asistir a eventos papales en Guanajuato.

Ya había viajado antes a Guanajuato en el 2009, acompañando a familiares de feligreses oriundos de ese estado mexicano.

Antes era común que los parroquianos viajaran a México por carretera; ya no.

Se espera que el papa Benedicto, de 84 años, líder de una de las religiones más grandes del mundo, lleve un mensaje de paz a un pueblo afligido por la destrucción de una guerra contra las drogas estrechamente relacionada al comercio ilícito en Estados Unidos.

Dirigir la iglesia

Daza llegó a Dallas en el 2000, mientras inmigrantes latinoamericanos llenaban las bancas y pasillos de muchas iglesias.

Estuvo por breves periodos en otros dos templos de Oak Cliff. Entonces acudió con el obispo y le dijo que se necesitaba una iglesia en el suroeste de Dallas.

Una vieja iglesia bautista se convirtió en su nueva parroquia. Al principio había 35 fieles, y el sacerdote dormía en el piso de la iglesia.

“No tenía nada. Fue un bonito comienzo”, recontó.

Hoy cuenta con 4,500 feligreses.

Al terminar una misa de Cuaresma, Daza habló desde un altar decorado con jarrones de margaritas violetas y flor de nube.

Also of interest