Quantcast
  • 8:52 p.m., 27/11/2014

México emula receta de EU para “fabricar” un Obama


MARTHA MENDOZA/AP | 3/13/2012, 8:36 a.m.
México emula receta de EU para “fabricar” un Obama
El veterano asesor demócrata para medios de comunicación Jim Margolis habla el domingo 10 de febrero de 2012 durante una reunión con centenares de candidatos mexicanos y sus equipos de campaña en Cancún, México. | ASSOCIATED PRESS

Cancún, México — Mientras en una fría mañana de febrero caía aguanieve en el Capitolio en Washington DC, tres estrategas de Obama se reunieron cerca de las resplandecientes olas de color turquesa en el Caribe y comenzaron a mostrar algunas de sus estrategias a cientos de candidatos mexicanos a cargos públicos y personal de campaña, cada uno de los cuales pagó 900 dólares por conocer sus tácticas más exitosas.

"La gente me dice 'nos gustaría que hicieran un Obama con nosotros''', dice el veterano consultor demócrata Jim Margolis.

Cientos de políticos mexicanos que compiten este año por cargos públicos, desde alcalde hasta presidente, están dispuestos a copiar el estilo de campaña electoral estadounidense con la esperanza de generar el tipo de entusiasmo que llevó a un desconocido a la Casa Blanca hace cuatro años. Se calcula que hay unos 1.000 millones de dólares para gastar en las elecciones en México, con lo cual los consultores estadounidenses ven una lucrativa oportunidad.

"Hacer un Obama" puede ser difícil en una democracia que prohibe las campañas negativas y la recaudación de fondos y donde sólo uno de cada tres electores tiene acceso a internet. Sin embargo, las bases son las mismas: los candidatos se deben ganar la confianza de los votantes y necesitan la tecnología para atraerlos.

"Para hacerse notar, se debe tener un mensaje real y verdadero, auténtico y creíble", dijo Margolis a la multitud. "Debe estar enfocado a los votantes y llegarles en sus propios términos".

En las últimas elecciones presidenciales de México hace seis años, Twitter todavía no funcionaba, Facebook lo usaban sólo unos pocos miles de estudiantes en Estados Unidos y el iPhone era sólo un rumor.

Este año, los candidatos presidenciales están desarrollando aplicaciones para el teléfono, escribiendo páginas en Wikipedia y lanzando canales de YouTube.

Sin embargo, sólo un 30% de los mexicanos utilizan internet, comparado con el 80% en Estados Unidos y las tácticas tradicionales también perduran.

Sudorosos partidarios gritan lemas con megáfonos, brillantes banderines de plástico se alinean en las calles y los mítines cuentan con los ingredientes esenciales: tacos de pollo picantes, humeantes tamales rellenos de carne de cerdo y los pasteles azucarados.

"Hemos aprendido mucho de Estados Unidos, pero todavía tenemos que hacer algunas cosas a nuestra manera", dijo Alejandro González, asesor de la creativa campaña de la primera mujer aspirante a la presidencia, Josefina Vázquez Mota. Ahora que Vázquez Mota se encamina a las elecciones del 1 de julio, González dijo que están viendo la estrategia que Barack Obama usó en 2008 en los medios sociales, ofreciendo una imagen cálida y cuidada que está constantemente bajo escrutinio: ¿Muy delicada? ¿Muy ruda? ¿Muy agresiva?.

Igual que los anuncios en video que Obama envió directamente por correo electrónico a sus partidarios, Vázquez Mota —quien promete hacer más seguro a México— también cuenta con videos exclusivos en YouTube que pueden ver sólo quienes se registren en su página en internet. En su sitio en Facebook una aplicación digital automáticamente indica dar clic en su rostro para mostrar que "Me Gusta". Los visitantes también pueden bajar archivos con la leyenda "Yo voy con Josefina" para imprimirlos en camisetas o botones.

Also of interest