Quantcast
  • 5:05 p.m., 31/10/2014

Aumentan seguridad por visita papal a México


ALFREDO CORCHADO/DMN | 3/22/2012, 11:22 p.m.
Aumentan seguridad por visita papal a México
Una patrulla de soldados vigilan carreteras de Guanajuato, frente a cartelones dando la bienvenida al Papa Benedicto XVI. | AP

León—El Papa Benedicto XVI arriba este viernes a esta zona de un país herido y clamando por paz y justicia, algo que ha eludido a los mexicanos en los últimos años.

La visita del papa también pondrá a prueba el operativo de seguridad ante la visita del jefe de la iglesia católica, y la anunciada truega a la violencia por un cartel de las drogas.

La seguridad se redobló desde el jueves en el estado de Guanajuato, con la menos 13,000 agentes policiacos federales, estatales y locales vigilando las ciudades y sitios donde se celebrarán eventos durante la visita de cuatro días del pontífice.

Esta es la primera visita del papa de origen alemán a un país de habla hispana en el continente americano, en donde radican casi la mitad de los católicos del mundo. Luego de México, Benedicto visitará Cuba.

Las medidas de seguridad desde el jueves incluyen vigilancia aérea en helicópteros y avionetas policiacas. El jueves por la tarde camiones repletos de soldados del ejército se apostaron en los límites del Aeropuerto Internacional de El Bajío, donde llegará el avión papal y también acordonaron el Parque Bicentenario junto a la ciudad de Silao, donde el pontífice celebrará misa el sábado.

El despliegue de soldados y agentes federales intenta mantener la frágil paz en este país, y muchos opinan que la visita del papa debe servir para resaltar la necesidad de paz en México, que ha perdido a casi 50,000 personas víctimas de la violencia en el último sexenio.

“Somos un pueblo en luto”, dijo Héctor Pedroza, un pintor de 50 años, residente de esta ciudad y con familia en Texas. “Esperamos que (el Papa) se nos una en pedir por la paz y la tranquilidad. Ya basta”.

La visita del Papa despertará también un debate sobre temas controversiales como el conflicto entre las enseñanzas católicas y la vida secular actual y, por supuesto, las acusaciones de abuso sexual por parte de sacerdotes.

Pero el tema de la violencia será el foco de su visita, al presenter a la iglesia católica la oportunidad de guiar a la población para supercar esta crisis, dijo Stephen Andes, maestro de historia de la Universidad de Texas-Permian Basin, y un observador cercano de temas mexicanos y de la iglesia.

“(El Papa) Benedicto tiene la oportunidad de dar su apoyo a las víctimas de la violencia ocasionada por el tráfico de droga, abrazar su dolor, promover su fe y declarar que los carteles no determinarán el rumbo de México”, dijo Andes. “Si Benedicto deja un mensaje de esperanza y de vida, en vez de solo recitar la doctrina de su iglesia, él podria galvanizar las fuerzas que cambien al país”.

Hace días un cartel (Los Caballeros Templarios) dejaron pancartas en siete pueblos de este estado dando la bienvenida al papa y anunciando una tregua a la violencia. Estos mensajes fueron cubiertos por las autoridades de inmediato, y algunos residentes como Rosa Grisanto, residente de San Miguel de Allende, de 38 años, dijo que le intranquiliza lo que pueda suceder durante la visita, aun con tanta vigilancia.

Also of interest