Quantcast
  • 9:09 p.m., 2/9/2014

Papa pide a México no amedrentarse por el mal


ADRIANA GOMEZ LICON y E. EDUARDO CASTILLO/AP | 3/27/2012, 8:42 a.m.
Papa pide a México no amedrentarse por el mal
El Papa Benedicto XVI toma las manos del presidente Felipe Calderón durante la ceremonia de despedida del jerarca religioso en el aeropuerto de Silao, México, el lunes 26 de marzo del 2012. Benedicto XVI dejó México para continuar en Cuba su primer gira por países hispanolatinoamericanos. | ASSOCIATED PRESS

León, México — El Papa Benedicto XVI llamó el lunes a los mexicanos a no dejarse amedrentar por el mal y a fortalecer sus raíces cristianas, al concluir su primera visita a un país que pese a mantenerse como el más católico del mundo de habla hispana no ha logrado evitar la caída en el número de fieles.

Luego de una visita de tres días en los que denunció la violencia ligada al narcotráfico y exhortó a la renovación de la fe para combatir problemas como la corrupción y la pobreza, el Papa describió su estancia en territorio mexicano como "breve pero intensa" que no olvidará.

"Deseo reiterar con energía y claridad un llamado al pueblo mexicano a ser fiel a sí mismo y a no dejarse amedrentar por las fuerzas del mal, a ser valiente y trabajar para que la savia de sus propias raíces cristianas haga florecer su presente y su futuro", dijo.

"Me voy colmado de experiencias inolvidables, como inolvidables son tantas atenciones y muestras de afecto recibidas", señaló el Pontífice.

Sin embargo, para expertos como Elio Masferrer, presidente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio de las Religiones, la visita del jerarca católico representó un intento de revertir la hemorragia de fieles que ha afectado a esa iglesia durante las últimas décadas, aunque recordó que hasta ahora ninguna presencia papal lo ha logrado.

Juan Pablo II, el antecesor de Benedicto XVI, vino en cinco ocasiones a México y eso no detuvo la caída del catolicismo: en 1970 el porcentaje de católicos era de un 96,2% y para el 2010 había bajado hasta cerca de 83%, según datos del censo mexicano.

"Hasta ahora está claro que la estructura de la Iglesia católica es totalmente incapaz" de incrementar la feligresía, dijo Masferrer.

No obstante el número de deserciones, México sigue siendo el país de hispanohablante con más católicos a nivel mundial.

El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Víctor René Rodríguez, aseguró en rueda de prensa que "no se trata de hacer crecer los números, en el sentido de que algunos bautizados o no bautizados vuelvan a declarar en el próximo censo su religión católica".

Se trata, añadió, "de hacer crecer la calidad" para que las personas vivan "más en serio su vocación cristiana"

El Pontífice logró atraer a decenas de miles de personas que lo arroparon y le repitieron una frase que había sido acuñada para su antecesor Juan Pablo II: "Benedicto, hermano, ya eres mexicano".

El gobierno de Guanajuato informó que durante los días que estuvo el Papa en el estado se recibieron unos 777.000 visitantes en siete destinos, incluidas las ciudades en las que permaneció: León, Silao y Guanajuato capital.

Para el Vaticano, la visita logró conectar a Benedicto XVI con los mexicanos.

"Ellos querían tener una recepción en México. Una visita adecuada", dijo a la AP Carlos Garma Navarro, profesor e investigador de religión en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

"El Papa tuvo el contacto con la población mexicana que le es fiel a la Iglesia", consideró. "Hubo más que suficiente gente. La cantidad fue la que ellos esperaron, hasta un poco más".