Quantcast
  • 12:06 a.m., 28/8/2014

Disfrutan nuevo parque Klyde Warren Park


DAVID FLICK/DMN | 11/8/2012, 10:39 a.m.
Disfrutan nuevo parque Klyde Warren Park
La gente camina sobre el nuevo parque urbano Klyde Warren durante la puesta del sol este domingo en Dallas. | CHRISTIAN RANDOLPH/DMN

photo

La gente camina sobre el nuevo parque urbano Klyde Warren durante la puesta del sol este domingo en Dallas.

Sin desanimarse por el clima frío del fin de semana, una gran multitud acudió a la inauguración del nuevo parque Klyde Warren.

El sonido, las luces y los discursos fueron impecables durante la jornada de ceremonias del sábado en el tan esperado parque de 5.2 acres, construido a un costo de $100 millones sobre el Woodall Rodger Freeway en el centro de Dallas.

En la ceremonia de inauguración, el alcalde Mike Rawlings expresó el deseo de que el parque "sea un centro de actividad para esta y futuras generaciones".

"Ya había dicho que tenemos que promover el espercimiento, y este es el lugar para ello", dijo.

Uno tras otro los oradores hicieron énfasis en la función del parque como puente para unir física y psicológicamente al pujante Uptown con un centro de la ciudad todavía rezagado.

El parque lleva el nombre del niño Klyde Warren, cuyo padre, el empresario del ramo energético Kelcy Warren, donó $10 millones a la obra.

De pie junto a su padre Klyde se limitó a sonreír y a dar respuestas serenas, corteses y a veces monosilábicas.

¿Qué se siente que tanta gente tan importante pronuncie su nombre?

"Es chido", dijo el niño de 10 años.

Agregó que tenía ganas de jugar en el parque y, en tono un poco menos entusiasta, ayudar a darle mantenimiento, una condición que le puso su papá por el honor de pedir que el parque llevara su nombre.

"Es un niño inteligente", dijo Kelcy Warren. "Le dije que a causa de este parque, más gente en Dallas va a conocer su nombre que el mío".

Al final de las ceremonias, el veredicto sobre el parque quedó en manos de los ciudadanos comunes que acudieron a presenciar por primera vez un lugar del que habían estado oyendo desde hace varios años.

Algunos expresaron descontento porque el cierre de varias calles adyacentes signifique tener que estacionarse a cuadras de distancia; pero la mayoría se llevó una buena impresión del más reciente atractivo de Dallas.

"Hay muchas cosas aquí", dijo David Campbell de Grand Prairie, mientras le pintaban la cara a su nieta. "Se puede jugar al ajedrez; hay gente paseando a sus perros. Me está gustando la música".

En medio del bullicio, Kyle Delp se relajaba leyendo el periódico y absorbiendo el paisaje.

"Esto va a traer a todos de nuevo al centro", dijo Delp, administrador de varias clínicas. "Hay de todo un poco para todos".

Delp, afincado en el West End, dijo que el parque se sumará a otros proyectos, como el Belo Gardens, para dar un espacio al aire libre a los residentes del centro; y espera que inspire a otros empresarios a invertir en crear espacios donde la gente interactúe.

Also of interest