Quantcast
  • 6:42 p.m., 2/9/2014

Dan luz verde a mejoras a carreteras del centro de Dallas


TOM BENNING/DMN | 11/16/2012, 7:23 p.m.
Dan luz verde a mejoras a carreteras del centro de Dallas
El Estado de Texas ampliará algunos accesos a las interestatales 35 y 30 cerca del centro de Dallas. | G.J. McCARTHY/DMN

photo

El Estado de Texas ampliará algunos accesos a las interestatales 35 y 30 cerca del centro de Dallas.

Una iniciativa para agilizar el tráfico en las interestatales 30 y 35E por el centro de Dallas parece estar un paso más cerca de hacerse realidad.

Pegasus Link Constructors, una sociedad entre Balfour Beatty Infrastructure y Flour Enterprises, Inc., fue seleccionada como contratista para el proyecto Horseshoe, con el cual se pretende acelerar el tráfico que se dirige hacia las interestatales justo al sur del centro de Dallas.

El costo total actualizado del proyecto, contando derechos de vía y servicios, es de unos $798 millones.

Cerca de $719 millones se irán en diseño y construcción, y el costo total del proyecto es unos $20 millones menos que los $818 millones originalmente proyectados.

Al presentar el proyecto Horseshoe el jueves, funcionarios del Departamento de Transporte de Texas (TxDOT) dijeron que el área de trabajo es "probablemente la intersección más grande y congestionada del estado", y que los viejos puentes sobre la I-30 y la I-35E tienen que ser reemplazados.

El proyecto, tal vez la obra de renovación de autopistas más costoso en la historia del centro de Dallas, implicará reemplazar puentes construidos en los años 50 y reparar el congestionado tramo por donde pasan unos 450,000 vehículos al día.

El comisionado de Transporte de Texas Bill Meadows dijo que el Horseshoe (así llamado por asemejar una herradura), una vez terminado, será un "verdadero portal hacia uno de los centros de negocios más dinámicos del estado".

Dijo que el congestionamiento agregado por los trabajos de contrucción será "doloroso" en los próximos cuatro años, pero añadió que el proyecto es importante por razones de tráfico y seguridad.

"Los puentes no son peligrosos, pero deben ser reemplazados", dijo.

La construcción comenzararía a mediados del año entrante y concluiría en 2017.

Estos trabajos de renovación son parte del Proyecto Pegasus, que abarca la contenciosa y aún debatida carretera de peaje Trinity Parkway.

Varias autoridades, como la representante federal Eddie Bernice Johnson, procuraron fondos para el proyecto Horseshoe de una variedad de fuentes.

Aunque diluidos, el Horseshoe también incluirá las vías de acceso a la I-30, ciclovías y senderos diseñados por Santiago Calatrava.

Los tramos tendrán arcos en ambos lados similares al arco principal originalmente contemplado para todo el puente.

El Horseshoe, como el DFW Connector, será un proyecto construido con un "diseño flexible", lo que ayudaría a ajustarse al crecimiento del tráfico durante la obra.

Eso también significa que el contratista tendrá un poco más de flexibilidad en el paso de construcción, sin que esto provoque demoras. Esa misma flexibilidad permitirá a la empresa enfocarse en los tramos de mayor urgencia.

Also of interest