Al Dia TX
5:07 a.m., 4/23/2014 | 56°

Esperan hasta doce horas para ver a 'Twilight'

ANA E. AZPURUA/AL DÍA | 11/16/2012, 5:20 p.m.
Esperan hasta doce horas para ver a 'Twilight'
Los fanáticos de Twilight esperaron varias horas en NorthPark para ver el estreno. | ANA AZPURUA/AL DÍA

photo

Los fanáticos de Twilight esperaron varias horas en NorthPark para ver el estreno.

Fanáticos locales se despidieron de la saga Twilight en medio de aplausos, chillidos y varios "Oh, my God!" ("¡Ay, Dios mío!"), al acudir el jueves a funciones de preestreno de la última entrega de la serie de películas que cuentan la historia de amor de Bella Swan y Edward Cullen, interpretados por Kristen Stewart y Robert Pattinson.

El romanticismo fue lo que atrajo a muchos a los libros de Stephenie Meyer y las cinco películas basadas en ellos, pero al final es la acción en Breaking Dawn, part 2 la que cierra en alza la saga y logra sorprender a sus seguidores, que en acudieron a las salas luego de conocerse de memoria los libros.

El último filme de Twilight aporta un giro a la historia que aprovecha las ventajas del medio audiovisual, en una franquicia que si bien ha tenido éxito en taquilla nunca logró conquistar a la crítica. Breaking Dawn, Part 2, dirigida por Bill Condon, es la cinta que mejor aceptación ha tenido en comparación con sus predecesoras (Condon también dirigió la primera parte)

En el sitio RottenTomatoes.com, que recoge calificaciones de la crítica, obtuvo 52%, en comparación con el 24% de la primera entrega de Breaking Dawn.

La agencia AP le otorgó tres de cuatro estrellas e IMDB 5.5 de 10.

En funciones del jueves a las 10 p.m. y medianoche recaudó $30.4 millones en Canadá y Estados Unidos, según Summit Entertainment. Breaking Dawn I, en comparación, se embolsilló $30.2 millones, pero solo en funciones de medianoche.

En la última cinta, Bella y Edward luchan por proteger a su hija Renesmee del clan Volturi, con el apoyo de amigos vampiros que reclutan alrededor del planeta. En una de las funciones de preestreno del NorthPark Center, los fanáticos recibieron el filme con aplausos apenas arrancó.

En la sala, dominada por chicas adolescentes pero también por madres y mujeres jóvenes, se escuchó el esperado suspiro colectivo cuando Taylor Lautner, en su papel del hombre lobo Jacob Black, expuso su musculoso torso en la gran pantalla. La cinta tampoco deja de lado las melosas escenas con diálogos cursis entre los protagonistas.

Pero Stewart es más divertida en su papel de chupasangre protectora y cada vampiro tiene oportunidad de mostrar sus habilidades, desde transmitir electricidad hasta controlar los elementos, transportando la acción a un mundo en el que casi desaparecen los personajes de humanos.

Seguidores fieles

Algunos de los fanáticos esperaron por horas para asegurarse un buen puesto en las funciones. Daniela Salinas no dejó nada al azar. Contó que llegó desde las 10 a.m. al cine para la proyección de las 10 p.m.

Le gusta que en los libros Meyer, quien es una las guionistas de las cintas, incorpora una "visión distinta de los vampiros" como que pueden caminar en plena luz del día y brillan con el sol, dijo. Pero cuando se le pregunta por las películas, la chica de 23 años responde: "Las odio".

Aun así, estuvo dispuesta a pasar medio día en el cine por Breaking Dawn II pues quería ver cómo habían adaptado la última parte de la serie.

"Estoy esperando lo peor, por lo que quizá me guste", dijo.

La curiosidad de Salinas era compartida por April García, de 29 años, quien arrastró a su amiga Catherine Edwards, de 21, al cine. García dijo ser una gran fanática de Twilight, tanto de los libros como de los filmes, y de los vampiros en general.

¿Qué es lo que más le gusta? "La pasión" de Edward y Bella. Los vampiros, razonó, viven mucho tiempo por lo que tienen que encontrar a la persona ideal para pasar su eternidad.

Pero si bien los libros impulsaron las cintas, éstas tuvieron su atractivo propio para adolescentes como Elizabeth Hunt y Anna Gribble, ambas de 15 años, quienes compraron un pase para el maratón de Twilight que empezó desde la tarde. Ninguna se había leído las novelas.