Quantcast
  • 2:23 a.m., 31/7/2014

Mexicanos siguen la tradición de honrar a la virgen


LOURDES VÁZQUEZ/ESPECIAL PARA AL DÍA | 11/20/2012, 4:59 p.m.
Mexicanos siguen la tradición de honrar a la virgen
Inmigrantes de Ocampo, Mexico veneran una imágenes de la Virgen de Guadalupe en Oak Cliff. | LOURDES VÁZQUEZ/ESPECIAL PARA AL DÍA

photo

Inmigrantes de Ocampo, Mexico veneran una imágenes de la Virgen de Guadalupe en Oak Cliff.

Desde niño, Ramiro Rangel Ortiz y su hermano Erik cargaban a la Virgen de Guadalupe de casa en casa durante su día.

"Los dos echábamos suertes para ver quién la llevaba", dijo Rangel.

Hoy en día, los hermanos de Ocampo, Guanajuato, tratan de mantener esa tradición viva cada año en Dallas con un festival dedicado a la virgen.

La festividad tuvo lugar temprano este año, siendo observada el domingo, en vez del tradicional 12 de diciembre, fecha en que muchas iglesias de la región tienen sus celebraciones.

Hubo tamales, champurrado y comida mexicana en un local de la Jefferson luego de la procesión.

"Es para inculcar (la tradición) a nuestros hijos", dijo Arnulfo Díaz, vicepresidente del grupo de apoyo de La Escondida, Guanajuato.

Rangel coincidió en que los inmigrantes tienen una responsabilidad de no olvidar sus raíces.

"Es un compromiso moral y conmigo mismo y que toda esta gente no puede dejar", dijo Rangel, refiriéndose al centenar de personas que participó en la décimo octava celebración de la virgen en Dallas el domingo. "Mi mamá y papá nos enseñaron esta tradición y es uno de los motivos por los que seguimos haciendo esto".

Rangel recordó con ojos llorosos como inició la celebración ocampense de la Virgen.

Uno de sus amigos le preguntó que si quería recibir la imagen en su casa.

Recuerda que veló a la virgen durante nueve días consecutivos hasta que la persona regresó por la imagen. Para entonces varias personas se habían dado vuelta por su casa para honrar la imagen.

Rangel consiguió una imagen y la llevó a bendecir a la Catedral Santuario de Guadalpue. La celebración de los ocampenses creció tanto que se estableció una ruta anual del Jefferson Boulevard a la catedral.

"Hemos tenido la celebración con lluvia, frío, calor y hasta cuando nieva, no importa el clima", dijo Rangel. "Es una tradición que llena de fe".

Also of interest