Quantcast
  • 11:58 a.m., 28/11/2014

Casa Blanca y Congreso buscan evitar abismo fiscal


ASSOCIATED PRESS | 11/29/2012, 7:59 a.m.
Casa Blanca y Congreso buscan evitar abismo fiscal
El ex secretario general de la Casa Blanca Erskine Bowles, copresidente de la Comisión Nacional de Responsibilidad y Reforma Fiscal, habla con reporteros en el Capitolio el miércoles 28 de noviembre de 2012, en Washington, luego de una reunión a puerta cerrada con el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner. | J. SCOTT APPLEWHITE/AP

photo

El ex secretario general de la Casa Blanca Erskine Bowles, copresidente de la Comisión Nacional de Responsibilidad y Reforma Fiscal, habla con reporteros en el Capitolio el miércoles 28 de noviembre de 2012, en Washington, luego de una reunión a puerta cerrada con el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner.

Washington-- En medio de una sensación creciente de que la Casa Blanca y los líderes republicanos sólo están dejando pasar el tiempo mientras Estados Unidos se encamina hacia un "precipicio fiscal" que arrastraría a toda la economía, funcionarios del gobierno se dirigen el jueves al Capitolio para reunirse con los líderes del Congreso.

El secretario del Tesoro Tim Geithner y el alto asesor de la Casa Blanca Rob Nabors visitaban por separado el jueves a los cuatro líderes de las bancadas republicana y demócrata tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado para analizar la manera de evitar una serie de aumentos a los impuestos y recortes a los gastos presupuestales que comenzarán de forma automática en enero.

Los republicanos se quejan de que la Casa Blanca está restando agilidad a las conversaciones y que todavía no ha proporcionado detalles específicos sobre cómo el presidente Barack Obama podría frenar el rápido crecimiento de programas sociales, como los de asistencia médica Medicare y Medicaid.

Obama y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner --el principal negociador republicano-- hablaron el miércoles por teléfono, su primera conversación en cinco días, pero ha habido poco avance evidente en las negociaciones entre ambas partes.

El equipo de Boehner ha acusado a la Casa Blanca de lentitud.

"No hemos visto esfuerzo alguno de buena fe por parte de este gobierno para hablar del verdadero problema que estamos tratando de solucionar", dijo el líder de la mayoría republicana en la cámara baja, Eric Cantor.

Obama insiste en dejar que aumenten las tasas impositivas para las familias que ganen más de 250.000 dólares al año, mientras que Boehner considera que cualquier nuevo aumento de impuestos debe provenir de reformas al código fiscal, eliminando exenciones fiscales y bajando las tasas de impuestos para todos.

AP-WF-11-29-12 1449GMT

Also of interest