Quantcast
  • 8:42 a.m., 1/9/2014

Se extiende la violencia en México


ALFREDO CORCHADO/DMN | 2/1/2013, 6:09 p.m.
Se extiende la violencia en México
Policías acordonan un auto en el que encontraron a un hombre asesinado y un mensaje de un grupo del crimen organizado en Nezahualcóyotl, Estado de México. | /AGENCIA REFORMA

photo

Policías acordonan un auto en el que encontraron a un hombre asesinado y un mensaje de un grupo del crimen organizado en Nezahualcóyotl, Estado de México.

Ciudad de México -- La racha de asesinatos que ha manchado de sangre regiones enteras del país se está acercando a la capital, poniendo nerviosas a las autoridades y a la población, a pesar de que el nuevo gobierno procura decir lo menos posible esperando cambiar la atención sobre el tema.

Enero fue uno de los meses más sangrientos, con casi 90 personas asesinadas en los alrededores de la capital, opacando la promesa del presidente Enrique Peña Nieto de traer paz y tranquilidad a la cansada nación.

Algunos reporteros se quejan de que el nuevo gobierno trata de tapar las malas noticias, enfocándose más en el tema de la reforma educativa y a los programas para mitigar la pobreza.

"Hay un cambio de tono y un mensaje sutil dirigido a los medios de comunicación: no más malas noticias sobre violencia del narcotráfico", dice Marcela Turati, redactora de una revista y coordinadora de un proyecto para ayudar a los periodistas en peligro. "¿Pero cómo desconectarse y olvidar todo cuando no estamos más cerca de la paz y la justicia?".

La situación no era mejor para el resto del país, ya que algunas señales recientes indican que la violencia no está disminuyendo en las diferentes regiones de México.

En los estados de Guerrero y Michoacán se están formando grupos civiles de autodefensa para hacer el trabajo que, dicen, las autoridades no han hecho: proteger a la ciudadanía. En Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua y Nuevo León, todos en frontera con Texas, han experimentado un repunte en ejecuciones en las últimas semanas.

Todavía esta semana las autoridades seguían recuperando los cuerpos de 17 músicos -- el conjunto Kombo Kolombia -- que habían sido arrojados a un pozo abandonado, la más grande masacre individual desde el asesinato de 20 turistas michoacanos en Guerrero.

El periódico La Jornada estima que 1,758 personas han sido asesinadas desde que Peña Nieto tomó posesión el 1 de diciembre, un promedio nacional de 28 al día. Como ocurre con casi todos los homicidios en México, el móvil suele ser muy difuso y las consecuencias muy pocas.

Especialmente preocupante para las autoridades de Estados Unidos es Ciudad Juárez, por mucho tiempo sinónimo de muerte.

El asesinato de un capo del cártel de Sinaloa la semana pasada, que muchos analistas habían coronado como el ganador de la disputa contra el cártel de Juárez, puso en relieve la creencia entre algunos funcionarios estadounidenses de que la aparente calma en la ciudad fronteriza es frágil. Dicha disputa ha dejado más de 10,000 personas muertas desde el 2006. Unas 30 personas fueron asesinadas en Juárez en enero, según un conteo de Molly Molloy, bibliotecaria de la Universidad Estatal de Nuevo México.

El asesinato de Jesús Rodrigo Fierro Ramírez, de 43 años, alias "Tocayo", "Pelón" o "Fierro", considerado uno de los cabecillas del cártel de Sinaloa y de quien se cree dirige el tráfico de droga en Juárez, causó ansiedad en la población y las autoridades de ambos lados de la frontera. Fierro fue policía judicial del estado de Chihuahua.

Also of interest