Quantcast
  • 10:57 a.m., 25/10/2014

Hallan restos de Ricardo III de Inglaterra bajo estacionamiento


ASSOCIATED PRESS | 2/4/2013, 4:28 p.m.
Hallan restos de Ricardo III de Inglaterra bajo estacionamiento
Exámenes han establecido que un esqueleto encontrado, incluido este cráneo, son "casi sin duda" los restos perdidos durante mucho tiempo del rey Ricardo III de Inglaterra, que estuvieron sin encontrarse por 500 años. | RUI VIEIRA/AP

photo

Exámenes han establecido que un esqueleto encontrado, incluido este cráneo, son "casi sin duda" los restos perdidos durante mucho tiempo del rey Ricardo III de Inglaterra, que estuvieron sin encontrarse por 500 años.

Leicester, Inglaterra-- Fue el rey de Inglaterra, pero terminó derrotado, humillado y odiado.

Ahora las cosas pintan mejor para el rey Ricardo III. Varios científicos anunciaron el lunes que hallaron los restos del monarca, que datan de hace 500 años, debajo de un estacionamiento al aire libre en la ciudad de Leicester, un descubrimiento que los seguidores de Ricardo III dicen inspirará nuevas investigaciones sobre la historia del vilipendiado personaje.

Investigadores de la Universidad de Leicester afirman que las pruebas a las que sometieron el esqueleto, dañado por las batallas y descubierto el año pasado, prueban "más allá de cualquier duda razonable" que es el del monarca, quien murió en la Batalla de Bosworth Field en 1485, y cuyos restos estuvieron desaparecidos durante siglos.

"Ricardo III, el último Rey de Inglaterra de la Casa Plantagenet, ha sido hallado", dijo Richard Taylor, secretario general de la universidad.

Jo Appleby, especialista en huesos, dijo que el estudio del esqueleto ofreció "un caso altamente convincente de identificación de Ricardo III".

Los Plantagenet fueron una dinastía real cuyos reyes de fuerte temperamento conquistaron Gales, libraron batallas con Francia y ayudaron a transformar a Inglaterra en un floreciente imperio medieval. El último de esa dinastía, Ricardo III, también fue el último monarca inglés en morir en batalla, inmortalizado por William Shakespeare como un usurpador encorvado que dejó atrás un rastro de cadáveres, entre otros los de sus dos sobrinos, asesinados en la Torre de Londres, en su camino al trono.

Also of interest