Quantcast
  • 1:18 p.m., 21/10/2014

Anticipan fraudes con la reforma migratoria


ANNA MACÍAS/Al Día | 2/9/2013, 3:20 a.m.

En los últimos tres años el gobierno federal recibió unos 2,000 reclamos en contra de notarios o comerciantes sin escrúpulos que robaron millones de dólares a inmigrantes con falsas promesas de conseguirles documentos.

Estas estafas, que dejaron sin dinero y sin papeles a personas en todo el país, preocupa a los miembros de la Barra Americana de Abogados que esta semana celebraron su conferencia nacional en el Hotel Hilton Anatole de Dallas.

"El enfoque de nuestra agencia es terminar esta estafa y tratar de devolverle el dinero a las víctimas", dijo James Golder, un director asociado regional de la Comision Federal de Comercio (FTC) en Dallas.

"No estamos tratando de deportar a nadie".

Golder, que participó en un panel titulado "Ejercer derecho sin licencia", dijo que la FTC mantiene un banco de datos sobre las estafas y cuando encuentra una conexión entre varios casos trabaja con las autoridades estatales para investigar y castigar al mal notario o comerciante.

"El problema es tan grande, que pensamos que por cada 100 quejas que recibimos ha habido alrededor de 1,000 personas estafadas", dijo Golder.

Abogados de varios estados coincidieron en que el obstáculo más grande para perseguir a esta gente es que los inmigrantes no quieren denunciar el delito por amenazas o por el temor a la deportación.

Sin embargo, es importante que un inmigrante denuncie a la persona que lo estafó.

"Muchos casos empiezan porque la persona piensa que se está quejando de un abogado", dijo Brooke Schafer, abogada de la Barra Estatal de California. "A veces un notario opera una oficina y está afiliado con un abogado que le manda clientes".

Schafer dijo que es difícil enjuiciar a un notario inescrupuloso y aclaró que la barra solo puede disciplinar a un abogado que viola la ética profesional.

Sin embargo, eso no le impide alertar a las autoridades federales y estatales, o apoyar a organizaciones comunitarias que necesitan orientación legal.

Los ponentes del taller temen que el problema con los fraudes de inmigración aumenten si el Congreso aprueba una reforma migratoria.

Ahora bien, ¿por qué acudir con un notario para asesoría de inmigración?

Michelle Sáenz-Rodríguez, presidenta del capítulo de Texas de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración, dijo que los inmigrantes sienten temor de ir a una oficina legal en un rascacielos.

"Creo que es una cuestión cultural y de conveniencia", dijo Sáenz-Rodríguez. "Cuando la familia sale de compras es fácil ir a un lugar donde pueden cambiar las llantas del carro, preparar sus impuestos y hacer trámites de inmigración todo en un sitio".

Pero esa es una decisión riesgosa. Muchos notarios no hacen el trabajo que prometen y el cliente pierde su dinero, dijo.

Una representante del servicio de inmigración federal dijo que a veces un notario se pone en evidencia porque la agencia recibe muchas solicitudes con la misma dirección. Entonces la agencia reporta los casos sospechosos a agencias investigadoras.

El cliente puede verificar si la Oficina de Serviciso de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) recibió sus documentos llamando al 1-800-375-5283. Puede reportar una estafa a la FTC al 1-877-382-4357.

Also of interest