Quantcast
  • 12:53 a.m., 23/10/2014

No esperen grandes cambios, afirma obispo de Dallas


JULIÁN RESÉNDIZ/AL DÍA | 2/11/2013, 5:25 a.m.
No esperen grandes cambios, afirma obispo de Dallas
El obispo de Dallas Kevin Farrell habla sobre el retiro dle papa Benedicto XVI este lunes en conferencia de prensa. | MONA REEDER/DMN

photo

El obispo de Dallas Kevin Farrell habla sobre el retiro dle papa Benedicto XVI este lunes en conferencia de prensa.

El obispo de la Diocesis Católica de Dallas este lunes instó a los fieles a rezar por los cardenales que elegirán al próximo papa y les dijo que no esperen cambios dramáticos tras la renuncia de Benedicto XVI.

"La iglesia está viva en sus parroquias y en sus comunidades. Ahí es donde se vive la fe y eso no va a cambiar. La iglesia no es una institución guiada por los hombres, sino guiada por Dios y Él continuará guíandonos", dijo el obispo Kevin Farrell en conferencia de prensa en la sede de la diócesis.

Farrell, que se reunió personalmente con el papa en varias ocasiones, dijo que Benedicto trajo unidad a la iglesia católica durante un periodo de gran crecimiento y cambios sociales en todo el mundo.

"Para mí, él ha sido un papa de gran unidad y un padre para todos. Es un hombre muy humilde que ha tratado de unificar a la iglesia y a buscar a aquellos que se han perdido por el mundo", dijo. "Ha hecho un llamado a las naciones a que (hagan algo) por los que viven en la pobreza, y ha sido alguien que en los últimos ocho años ha predicado el evangelio".

Dijo que los medios de comunicación tendían frecuentemente a comparar a Benedicto con su muy popular antecesor Juan Pablo II, que fue muy activo, viajó a muchos países y "cantaba y bailaba con los jóvenes".

"Benedicto no era esa clase de persona", agregó.

Farrell dijo comprender por qué Benedicto decidió retirarse. Dijo que la iglesia y el mundo exigen un fuerte liderazgo, y que Benedicto siente que ya no tiene la fuerza física para hacer el trabajo "que el Señor le ha llamado a hacer".

El obispo de Dallas dijo que el próximo pontífice de la iglesia católica debe ser un hombre humilde pero con un conocimiento de los problemas del mundo, que hable varios idiomas y que sea un pastor que escuche y a la vez exiga a los fieles.

Descartó que el siguiente papa tenga que proceder de cierta región del mundo. Durante la sucesión de Juan Pablo II, varios medios y observadores discutieron la posibilidad de un papa procedente de regiones donde crece el número de católicos, tal como África o América Latina.

Los cardenales electores simplemente deben escoger a la persona más apta para hacer el trabajo, recalcó Farrell.

Y mientras éstos hacen su trabajo - se supone que se entrarán en conclave a principios de marzo -, los católicos deben permancer firmes en su fe.

"Mi mensaje a los fieles es que tengan confianza y no tengan miedo. Esto no significa un gran cambio para la iglesia porque la iglesia es guiada por Dios", recalcó. "Recen mucho por Benedicto y por los cardenales que son electores".

Also of interest