Quantcast
  • 1:20 p.m., 20/12/2014

Obama al Congreso: envíenme reforma migratoria


LUIS ALONSO LUGO/AP | 2/12/2013, 4:16 p.m.
Obama al Congreso: envíenme reforma migratoria
El presidente Barack Obama hace un gesto al vicepresidente Joe Biden y al líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, el martes antes de pronunciar su informe sobre el Estado de la Nación. | CHARLES DHARAPAK/AP

photo

El presidente Barack Obama hace un gesto al vicepresidente Joe Biden y al líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, el martes antes de pronunciar su informe sobre el Estado de la Nación.

Washington -- El presidente Barack Obama exhortó el martes al Congreso a enviarle en los próximos meses un proyecto de ley de reforma migratoria, y consideró que esta iniciativa debería brindar a los inmigrantes sin documentos la opción a la naturalización y reducir el tiempo que actualmente tardan muchos trámites migratorios.

"Grupos bipartidistas en ambas cámaras están trabajando diligentemente para redactar un proyecto de ley. Celebro estas gestiones", señaló el mandatario durante su discurso sobre el Estado de la Unión. "Pues bien, ¡acabémoslo de hacer! Envíenme un proyecto de ley de reforma migratoria integral en los próximos meses y lo voy a promulgar de inmediato".

Obama reiteró su postura de que la naturalización debería ofrecerse a los inmigrantes sin papeles que no tengan prontuario criminal, paguen impuestos y una multa, aprendan inglés y esperen a que sean atendidos los trámites presentados previamente por los inmigrantes legales.

"Ahora mismo, líderes de los sectores empresariales, sindicales, de cumplimiento del orden público y de comunidades religiosas convienen en que ha llegado la hora de aprobar una reforma migratoria integral", agregó.

La alocución de Obama durante una sesión bicameral del Congreso dedicó cinco párrafos a la reforma migratoria, que junto al control de armas será una de sus prioridades legislativas durante su segundo mandato.

La inmigrante no autorizada Ambar Pinto, quien presenció el discurso en el hemiciclo por invitación del senador demócrata Mark Warner, había expresado antes de la alocución su expectativa de que Obama pusiera una fecha a la reforma migratoria.

El "2013 es el momento para la reforma migratoria y eso es lo que estamos esperando. Sería grandioso que mencione una fecha, si ocurrirá en el verano o antes", dijo la boliviana de 19 años que se mudó a Estados Unidos a los 12 años y estudia actualmente en el centro de formación vocacional del Norte de Virginia.

Como una manera de demostrar la importancia que la Casa Blanca asigna a la reforma migratoria, la primera dama Michelle Obama invitó a presenciar el discurso a Marie López Rogers --alcaldesa de Avondale, Arizona, y ex trabajadora agrícola-- así como al mexicano Alan Alemán, inmigrante carente de autorización.

Alemán, cuya deportación fue suspendida por dos años en 2011 debido a un programa del gobierno estadounidense que benefició a algunos inmigrantes no autorizados, menores de 30 años, ya había sido invitado por la Casa Blanca a presenciar el discurso que Obama pronunció sobre inmigración el mes pasado en Las Vegas.

"Quisiera que mi presencia sirva para que otras personas en mi condición vean que hay que seguir luchando y que no pueden perder la esperanza de que vendrá un cambio", dijo a AP el estudiante en la universidad del Sur de Nevada nacido hace 20 años en el Estado de México y cuyos padres lo trajeron a Estados Unidos cuando era niño.

Gabino Sánchez --un mexicano de 28 años que intenta evitar su deportación y que fue invitado por el representante demócrata Luis Gutiérrez-- también vio el discurso en persona.

Obama pronunció su discurso anual dos semanas después de presentar en Las Vegas su propuesta de reforma migratoria, la cual coincide mayormente con otra iniciativa presentada por ocho senadores (cuatro republicanos y cuatro demócratas). La principal discrepancia entre ambos proyectos es que los senadores buscan condicionar la opción a la naturalización a mejorar la seguridad en la frontera y la supervisión para que los portadores de visas no excedan su estadía en territorio estadounidense.

Also of interest