Quantcast
  • 11:44 a.m., 21/10/2014

Martin Pérez, posible quinto pítcher en rotación de Rangers


EVANT GRANT/ DMN | 2/26/2013, 11:27 a.m.
Martin Pérez, posible quinto pítcher en rotación de Rangers
El lanzador de los Rangers Martín Pérez busca un lugar en la rotación de Texas. | LOUIS DELUCA/DMN

photo

El lanzador de los Rangers Martín Pérez busca un lugar en la rotación de Texas.

Scottsdale, Ariz. -- La lucha por ser el quinto iniciador en la rotación de los Rangers podría muy bien ser entre Martín Pérez, quien tiene buena sustancia pero a veces le falta aplomo, y Justin Grimm, quien tiene mucho aplomo pero carece de verdadero poder para ponchar.

Puesto que estarán lanzando los mismos días, podría tratarse de ver quién absorbe mejor las fortalezas del otro.

El lunes, Pérez se vio como una verdadera esponja.

"Se ha visto como un chico muy maduro esta primavera", comentó el manager Ron Washington después de la derrota de los Rangers por 9-1 ante Colorado. "Ha tomado la pelota y corrido con ella".

Pérez estuvo perfecto en sus dos innings el lunes. Grimm fue lo que fue, pero en el tercero permitió cuatro sólidos hits y tres carreras.

Se recuperó en el cuarto, donde permitió solo una base por bolas con dos outs.

Pero para entonces el día (o el round de esta pelea) claramente pertenecía a Pérez.

Ah, y Pérez tuvo su normal achaque de nervios.

El nerviosismo pasó rápido para Pérez. Solo duró dos lanzamientos, tal vez media docena.

Después de rezagarse 3 y 1 ante Eric Young Jr. al iniciar la parte baja de la primera entrada, con lanzamientos arriba y afuera de la zona, Pérez notó que estaba cayendo muy lejos por el lado de la tercera base del montículo.

Se obligó a volver hacia el plato, volvió a la cuenta y luego hizo a Young pegar una rola al parador en corto.

También se recuperó de un déficit de 3 y 1 ante Dexter Fowler, haciéndolo pegar un elevado.

Y con eso fue suficiente. Para cerrar el inning, ponchó a Troy Tulowitzki, nada menos, con una bola rápida en el centro del plato.

El segundo inning fue aun más intenso e incluyó un ponche a Josh Rutledge con un slider por tierra.

"Creo que estaba tratando de lanzar la pelota muy duro", dijo Pérez.

"Si uno quiere lanzar en las Grandes Ligas, tiene que hacer ajustes. Creo que los hice rápido".

El cátcher Geovany Soto dijo: "Se tranquilizó e hizo un lanzamiento. No trató de ponchar a nadie con un lanzamiento. Simplemente hizo lo que sabe hacer".

Lo que Pérez sabe hacer ha sido tema de mucha discusión en las oficinas de los Rangers en los últimos años.

Cuando firmó en el 2008, ya tenía los indicios de un gran dominio en los cambios de velocidad y un potente brazo izquierdo.

Esos atributos lo convirtieron en el primer prospecto para pitcher de los Rangers en el 2011, distinción que conserva por tercer año consecutivo.

Eso lo que lo hace el "favorito" para ganar el quinto puesto.

Ha sido el aplomo, o la falta de aplomo, lo que no le ha permitido ganar un puesto fijo.

Por eso los Rangers llamaron a Grimm el verano pasado antes que a Pérez. Grimm, creía el club, tenía el temperamento para sobrellevar mejor las recaídas comunes en los novatos.

Mientras languidecía por segundo año en la Triple A, Pérez pensó que ser pasado de largo era una condena por su mentalidad de pitcheo. En cierta forma sí lo era.

"Todo está aquí", dijo Pérez, apuntando reiteradamente a su cabeza.

"Todo es mental. (Grimm) lanzaba mejor que yo y lo llamaron. Yo quería estar ahí y ayudar al equipo. Mi mente insistía en lo que necesitaba hacer para mejorar".

Grimm asegura que él solo piensa en mejorar su trabajo.

Agregó que no estaba empeñado en una competencia con Pérez, y Pérez dijo lo mismo de Grimm.

"Somos pitchers diferentes", señaló Grimm. "Yo tengo que lanzar según mis cualidades".

El lunes, eso es exactamente lo que hizo Pérez. Lanzó según sus atributos...y los de Grimm.

Also of interest