Quantcast
  • 5:41 a.m., 20/8/2014

Anticipa Texas debate por los 'vouchers'


TERRENCE STUTZ/DMN | 1/2/2013, 9:35 a.m.
Anticipa Texas debate por los 'vouchers'
Bajo el sistema de vouchers que proponen algunos republicanos de Texas, los estudiantes podrían asistir a escuelas privadas y el estado pagaría su colegiatura. | MONA REEDER/DMN

photo

Bajo el sistema de vouchers que proponen algunos republicanos de Texas, los estudiantes podrían asistir a escuelas privadas y el estado pagaría su colegiatura.

Una de las batallas que se avecinan en la próxima Legislatura es si Texas permitirá que escuelas privadas por primera vez reciban dinero de los contribuyentes.

El mecanismo bajo discusión es el uso de "vouchers", o cupones para pagar la colegiatura de la educación básica para niños residentes de Texas cuyos padres optan por mandarlos a escuelas particulares.

El debate será encarnizado, ya que quienes están a favor de los vouchers quieren que sus hijos vayan a escuelas que ellos consideran de mejor calidad que las públicas, mientras que los críticos insisten que es necesario invertir hasta el último centavo disponible en mejorar las escuelas públicas.

"Ahora es cuando debemos reformar completamente nuestras escuelas, y para eso hay que tener una nueva perspectiva", afirmó Dan Patrick, republicano de Houston y presidente dle Comité de Educación del Senado de Texas.

"Hemos incrementado dramáticamente el gasto en la educación pública durante los últimos 15 años sin ver resultados en el aprovechamiento académico", añadió. "Es inmoral decirle a un padre que su hijo debe ir a una escuela inferior porque esa es la escuela que le toca. Eso no es aceptable".

En Texas, más de 500 escuelas públicas han recibido la designación estatal de "no aceptable". Estas escuelas educan a 315,000 niños.

La oposición a los vouchers es igualmente apasionada.

"Esto no es nada más que otro esfuerzo por recortar la educación púlbica", aseveró Rita Haecker, presidenta de la Asociación Estatal de Maestros de Texas. "Las escuelas privadas no rinden cuentas a nadie y no hacen un mejor trabajo al educar a nuestros niños".

Las propuestas de ley que probablemente se presentarán ante la Legislatura este mes incluyen los vouchers, un crédito fiscal para empresas que patrocinen becas a estudiantes de escuelas privadas y religiosas.

Tanto el gobernador Rick Perry como el vicegobernador David Dewhurst están a favor de considerar los vouchers cuando inicie la sesión legislativa bienal el 8 de enero.

La oposición a estos proyectos incluye a los sindicatos de maestros, grupos defensores de los derechos de los niños y los propios distritos escolares. La Coalición para las Escuelas Públicas cuenta con el apoyo de la minoría demócrata.

"La Legislatura no debe desperdiciar ni tiempo ni dinero que no tiene en circos políticos como el de los vouchers para las escuelas privadas", afirmó la coalición en un comunicado que también exige a los legisladores estatales restaurar los $5,400 millones que recortaron al presupuesto de educación pública en el 2011.

El voto que decidirá el destino de los vouchers escolares surgirá del propio Partido Republicano. Representantes conservadores de distritos rurales, donde las escuelas públicas están más necesitadas de fondos, se han mostrado poco receptivos a desviar dinero público a escuelas privadas.

El presidente de la Cámara de Representantes de Texas, el republicano Joe Straus, dijo que no habrá voto si no existe un apoyo extenso por los vouchers.

"Si no hay consenso, no veo (un voto) en la cámara. Eso no quiere decir que no podamos trabajar en un programa de alternativas escolares", dijo.

Dewhurst y Patrick también favorecen dar a los padres la libertad de inscribir a sus hijos en la escuela que quieran, inclusive en un distrito escolar lejos de su vecindario, si las escuelas del distrito al que les tocaría ir son de baja calidad académica.

Cuatro estados (Arizona, Indiana, Louisiana y Ohio) permiten el uso de vouchers para escuelas privadas para alumnos a quienes les tocaría asistir a una escuela pública de pobre aprovechamiento académico.

Also of interest