Quantcast
  • 6:22 a.m., 22/7/2014

Un quiche de ricotta delicioso


J.M. HIRSCH/AP | 1/2/2013, 7:58 a.m.
Un quiche de ricotta delicioso
Bocadillos de quiche con ricotta. | MATTHEW MEAD/AP

photo

Bocadillos de quiche con ricotta.

Cuando de comida de trata, "recocido" generalmente no es una palabra que se reciba con mucho afecto; pero el mundo de los lácteos tiene una rica excepción en el queso ricotta.

Empecemos desde ahí.

El ricotta ("recocida", en italiano) recibió ese nombre porque literalmente se hace recociendo el líquido que queda de hacer otros quesos, con más frecuencia el mozzarella.

Esto es posible porque en la elaboración del mozzarella y otros quesos, la mayor parte pero no toda la proteína es removida del líquido, usualmente la leche de vaca.

Esa proteína restante se puede recocer y cuajar mediante un proceso diferente en base a ácidos.

El producto es un queso suave y granulado con una textura a medio camino entre yogurt y queso cottage. Su sabor es moderado, lechoso, salado y levemente ácido.

Dicha acidez es esencial. Cuando se hace queso mediante ácidos, las proteínas se vuelven resistentes al calor. En otras palabras, el queso no se funde.

Por eso el ricotta entra en la misma categoría que el panir, el halloumi, el queso blanco y otros que se pueden calentar sin que se fundan.

Esa característica hace que el ricotta sea una buena opción para la lasagna, las conchas rellenas, los ravioli y el pastel de queso.

Se calienta a la perfección, sin quedar reducido a una masa viscosa.

* Es excelente con la pasta, pero también combina de maravilla con la pizza

* Llenar capuchas de champiñones portobello, volteadas, con queso ricotta mezclado con hierbas frescas picadas y ajo; asarlos a fuego medio hasta que el fondo se dore y el queso esté caliente.

* Sazonar ricotta con miel y canela, y hacer un parfait poniéndolo en capas con bayas frescas en vasos anchos.

* A las pechugas de pollo sin hueso y sin pellejo, hacerles hendiduras; meterles en ellas queso ricotta con hierbas.

Dragar las pechugas rellenas en huevo, harina y pan molido panko, y hornearlas.

BOCADILLOS DE QUICHE CON RICOTTA

Tiempo de preparación: 30

Rinde 30 bocadillos

2 paquetes de 1.9 onzas de minicopas de masa filo congeladas (15 copas por paquete)

1/2 taza de queso ricotta parcialmente desnatado

2 huevos

1/4 cucharadita de polvo de ajo

1/4 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de pimienta negra molida

1/2 taza de carne de cangrejo, finamente picada

Queso parmesano rallado

Calentar el horno a 400 F. Acomodar las copitas de filo en una charola para hornear.

En una licuadora, combinar el ricotta, los huevos, el polvo de ajo, la sal y la pimienta. Licuar hasta obtener una consistencia muy suave. Revolverle la carne de cangrejo.

Con una cuchara, poner un poco de la mezcla en cada copa de filo, llenándola hasta tres cuartos.

Esparcir un poco del queso parmesano sobre cada copa, y hornearlas de 15 a 20 minutos, o hasta que el relleno se asiente y empiece a dorarse.

Los bocadillos de quiche se pueden servir calientes, al tiempo o fríos.

Also of interest