Quantcast
  • 8:49 p.m., 1/9/2014

Anticipan poca iniciativa en Legislatura texana


CHRISTY HOPPE/DMN | 1/4/2013, 5:32 p.m.
Anticipan poca iniciativa en Legislatura texana
Los personajes clave de la política texana(de izq. a der.): el gobernador Rick Perry, el presidente de la cámara Joe Straus y el vicegobernador David Dewhurst. | RODOLFO GONZÁLEZ/AP

photo

Los personajes clave de la política texana(de izq. a der.): el gobernador Rick Perry, el presidente de la cámara Joe Straus y el vicegobernador David Dewhurst.

Austin -- Los legisladores regresan al Capitolio este martes tras una ausencia de 18 meses.

Al ejercer sus funciones, encontrarán una colección de problemas añejos que les fueron delegados por la Legislatura del 2011.

El presidente de la Cámara de Representantes de Texas, Joe Straus, dijo que este es un buen año para avanzar los temas importantes para el crecimiento del estado.

En su lista de pendientes está encontrar fondos para las escuelas públicas, educación superior, autopistas, fuentes de agua y empleos de manufactura.

Líderes, políticos y expertos de todo el estado aplaudieron la ambiciosa agenda del republicano de San Antonio para atender las necesidades vitales del estado, que crece en 1,200 nuevos habitantes al día y ocupa el lugar 50 en gasto per cápita.

Pero en realidad pocos creen que lo pueda hacer.

Los 150 representantes y 30 senadores (un escaño está vacante en tanto se lleva a cabo una elección especial) que se congregan esta semana para la sesión legislativa de 140 días tienen agendas muy abultadas y poco tiempo.

El tiempo y el sistema atentan en su contra.

El estado no encara una crisis presupuestaria como hace dos años, pero tampoco le sobra el dinero, y en muchos casos los intereses políticos de corto plazo pesan más que las necesidades de largo plazo.

"Todo el proceso está diseñado para eliminar proyectos de ley, no para aprobarlos", dijo Sherri Greenberg, ex representante estatal y ahora director del Centro de Política y Gobierno de la Escuela de Asuntos Públicos LBJ de la Universidad de Texas.

Greenberg señaló algunos de los obstáculos que enfrenta la Legislatura: la falta de un imperativo para hacer algo, el ambiente político que podría generar otro intento de modificar los distritos políticos, y la firme oposición de los conservadores a recaudar más ingresos.

La Legislatura enfrenta grandes problemas sólo cuando está bajo la presión de una crisis financiera u órdenes judiciales.

Hubo cambios en el área de cárceles, escuelas estatales para los discapacitados mentales y fondos para las escuelas públicas sólo después de que los sistemas estatales para cada uno fueron declarados anticonstitucionales.

La dotación de fondos para escuelas está siendo cuestionada una vez más en una demanda fincada por cientos de distritos escolares, pero no habrá una orden judicial definitiva antes de que los legisladores finalicen la sesión a finales de mayo.

"Ya podemos adivinar que la Legislatura no hará gran cosa en materia de fondos escolares hasta que las cortes les llamen la atención", dijo Talmadge Heflin, ex presidente del comité de redacción presupuestaria de la Cámara de Representantes y actualmente director fiscal de la conservadora Fundación Texana de Política Pública.

Política, un obstáculo

Aparte de los puntos en la lista de Straus, está el problema del sistema de salud en un estado donde una de cada cuatro personas no tiene seguro médico, y de que los líderes republicanos pretenden rechazar miles de millones de dólares en fondos federales para expandir el Medicaid.

El gobernador Rick Perry y el vicegobernador David Dewhurst han dicho que impulsarán una prohibición del aborto después de 20 semanas de gestación, hacer pruebas antinarcóticos a quienes reciban prestaciones y un plan de vales escolares, todos temas contenciosos que prometen prolongadas peleas.

Straus reconoció que este y otros temas en ocasiones le quitarán energía y atención a su lista de prioridades.

"Pensar que pueden dar un paso considerable en dotación de fondos en una sesión como ésta es ser demasiado optimista", añadió el analista Heflin.

Si Perry desea buscar otra vez la presidencia en el 2016, como lo ha insinuado, atacar grandes problemas le costará capital político que podría no querer gastar, según el asesor político Mark Sanders.

Otro obstáculo para una agenda ambiciosa es que la nueva Legislatura será una de las más inexpertas en décadas.

En la Cámara habrá 44 representantes primerizos, aparte de los 31 que están apenas en su segundo mandato.

Straus está conciente de los obstáculos, pero sigue siendo optimista.

Dijo que la presión de una infraestructura en deterioro, escuelas atribuladas y la necesidad de agua para hogares, empresas y granjas la siente cualquier legislador.

"Es hora de que haya una sesión ambiciosa", dijo. "No podemos perder tiempo".

Also of interest