Quantcast
  • 11:36 p.m., 2/9/2014

Republicanos texanos se alejan de retórica antiinmigrante


KAREN BROOKS-HARPER/DMN | 1/14/2013, 11:56 a.m.
Republicanos texanos se alejan de retórica antiinmigrante
El Departamento de Seguridad Pública de Texas participó en un operativo de remoción de criminales por parte de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Texas. Legisladores republicanos favorecen este tipo de cooperación estatal con la agencias federales de control migratorio. | CORTESÍA/ICE

photo

El Departamento de Seguridad Pública de Texas participó en un operativo de remoción de criminales por parte de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Texas. Legisladores republicanos favorecen este tipo de cooperación estatal con la agencias federales de control migratorio.

Austin -- Debido al creciente número de electores hispanos opuestos a tales medidas, los republicanos de Texas no han presentado muchas propuestas de control migratorio en la actual sesión de la Legislatura.

En la sesión del 2011, los republicanos empujaron decenas de iniciativas antiinmigrantes desde mucho antes de que se reuniera la Legislatura, fijando la pauta para un divisivo, emocional y a fin de cuentas infructuoso debate.

Ahora los legisladores republicanos quieren mostrarse conciliadores con los hispanos, ya que buscan su apoyo o cuando menos evitar su voto de castigo.

"Si una persona piensa que usted no la quiere por su raza u origen étnico, no importa si están de acuerdo en 99 de 100 temas, no va a votar por usted", dijo Steve Munisteri, presidente del Partido Republicano de Texas. "Hemos adoptado un cambio de tono y hemos hecho un examen de lo que estábamos transmitiendo, y lo hicimos desde antes de la elección" de noviembre.

El verano pasado, los republicanos de Texas añadieron a su plataforma partidista su apoyo a un plan de trabajadores huéspedes temporales.

Dicha plataforma todavía contempla políticas para imponer sólo el idioma inglés y un castigo penal a quienes entren a Estados Unidos sin autorización.

Pero el plan de trabajadores huéspedes es un parteaguas en la relación del partido con los latinos y una admisión de que existe una nueva realidad en la política texana, observó el representante republicano Larry Gonzales, de Round Rock.

"Esta vez el tono es un poco diferente y está siendo bien recibido", dijo Gonzales, quien ha impulsado la inclusión entre militantes republicanos. "Muchos colegas despertaron y se dieron cuenta de que ese segmento de la población es importante".

Tratan de frenar hemorragia

Apenas el 29% de los latinos votó por el republicano Mitt Romney en noviembre, una notable caída con relación al más del 40% que apoyó al republicano George W. Bush en el 2004.

Por eso es sensato enmendar agravios, afirma Sylvia Manzano, analista de Latino Decisions en Houston, un organismo que se dedica a analizar la influencia de los hispanos en la política.

"No se puede atacar y cortejar al mismo tiempo", dijo Manzano. "Por cada voto general que gane siendo antagonista, pierde cinco latinos".

Tal cosa no ha pasado desapercibida para la dirigencia del Partido Republicano de Texas, que no ha ocultado la necesidad de atraer el voto latino.

El signo más revelador de ese nuevo tono conciliatorio es la ausencia de un proyecto de ley sobre ciudades refugio.

Tal medida prohibiría a las ciudades impedir que sus agentes de policía interroguen a las personas sobre su condición migratoria.

Hace dos años el gobernador Rick Perry declaró que tal iniciativa tenía prioridad de emergencia en la sesión legislativa, aunque nunca fue promulgada.

Ahora menciona la propuesta superficialmente sólo cuando se le pregunta al respecto.

"Sigo pensando que es un problema del que tenemos que seguir dialogando como estado", dijo Perry.

Afectan a latinos de otras maneras

Los demócratas dicen que aún si no van tan lejos como en 2011, los republicanos siguen afectando al electorado hispano con los recortes a la educación pública y a los servicios sociales.

Also of interest