Al Dia TX
10:52 a.m., 4/20/2014 | 67°

Congresistas reacios a apoyar iniciativas para controlar armas

ASSOCIATED PRESS | 1/18/2013, 2:46 p.m.
Congresistas reacios a apoyar iniciativas para controlar armas
John Jackson, dueño de una armeria en Sprintgfield, Ill., muestra un fusil semiautomático AR-15, de los que se intentan prohibir. | SETH PERLMAN/AP

photo

John Jackson, dueño de una armeria en Sprintgfield, Ill., muestra un fusil semiautomático AR-15, de los que se intentan prohibir.

Washington -- El paquete de iniciativas del presidente Barack Obama sobre el control de armas enfrenta un futuro incierto en el Congreso, donde los republicanos rechazan sus propuestas y los demócratas no se han comprometido a actuar de inmediato.

Además, el grupo defensor de la portación de armas de fuego más poderoso del país, la NRA, ha prometido librar "la batalla del siglo" para impedir restricciones a la compra de armamento para los civiles.

Al final, el destino de su plan podría depender de un puñado de senadores demócratas moderados. Aunque es improbable que apoyen la petición el presidente de prohibir los fusiles de tipo militar y los cartuchos de alta capacidad, podrían avalar otras propuestas, como la revisión universal de antecedentes cuando se adquieran armas.

Varios de estos senadores respondieron vagamente después de que Obama dio a conocer sus propuestas el miércoles, con el desafío de que el "Congreso debe actuar pronto".

"Revisaré de cerca todas las propuestas presentadas, pero debemos utilizar el sentido común y respetar nuestra Constitución", declaró el senador demócrata Jon Tester, de Montana.

Obama presentó el plan un mes después del ataque en Connecticut y en él incluyó las recomendaciones de un grupo de trabajo encabezado por el vicepresidente Joe Biden.

El plan por $500 millones es el esfuerzo más amplio para hacer más estrictas las leyes sobre armas en casi dos décadas. Además prepara el terreno para una dura batalla política con el Congreso mientras Obama comienza su segundo mandato.

La estrategia de la Casa Blanca de presionar al Congreso se centra en construir apoyo político para las propuestas de Obama.

"Sólo hay una voz lo suficientemente poderosa para hacer que esto suceda: la de ustedes", escribió el presidente en una editorial publicada el jueves en The Connecticut Post.

Obama anunció los siguientes pasos que puede tomar sin necesidad del Congreso:

sus propuestas en un acto en la Casa Blanca, flanqueado por niños que le escribieron sobre la violencia con las armas después de la matanza de 20 niños y seis adultos en Connecticut del mes pasado. En la audiencia también hubo familiares de víctimas y supervivientes de la masacre, algunos oficiales y legisladores.

"Para marcar una diferencia real y duradera, el Congreso debe actuar", declaró Obama. "Y el Congreso debe actuar pronto".

Obama firmó el miércoles 23 acciones ejecutivas, entre ellas órdenes a las agencias federales para que faciliten el acceso a datos para revisar antecedentes penales y poner fin a una suspensión de los estudios del gobierno sobre violencia armada.

No obstante, Obama reconoció que los pasos que tomó por su cuenta tendrán menor impacto que las extensas medidas que requieren la aprobación del Congreso.

También pidió mejorar la seguridad en escuelas --como colocar 1,000 policías en ellas-- y mejorar la atención médica mental mediante la capacitación de más profesionales que lidian con jóvenes que pudieran estar en riesgo.

Entre las otras medidas:

* Sanciones más duras para quien mienta en las revisiones de antecedentes.

* Poner fin a los límites que dificultan al gobierno investigar sobre violencia con armas, como recolectar datos sobre aquellas que caen en manos criminales.