Quantcast
  • 2:38 p.m., 25/10/2014

Alegan abuso policiaco contra familia de Lewisville


ANNA MACÍAS/Al Día | 1/25/2013, 5:13 p.m.

El jefe de la policía de Lewisville informó este viernes que investigará una queja relacionada con la incursión de sus agentes al hogar de una familia latina que se queja de abuso de autoridad.

Durante el incidente ocurrido la noche del 2 de noviembre, un número no determinado de policías irrumpió en la casa de Guadalupe Reyna en busca del conductor de un vehículo que chocó a otro y abandonó el lugar.

Los agentes arrestaron al conductor, Eric Hernández de 24 años, y le rociaron gas de pimienta en la cara mientras estaba sentado y esposado; también detuvieron a su mamá bajo cargos de intoxicación pública cuando esta se quejó, afirmó la activista Linda V. Leyva, del grupo Angels to the Rescue, que asesora a la familia.

Leyva afirma que los agentes se comportaron de manera abusiva, sacando de su recámara a los padres de Reyna, Rafael y Mariana Alvarado, en paños menores, apagando el tanque de oxígeno personal de la señora y no permitiéndole caminar con su bordón.

"Mi queja se trata de agentes que detuvieron a personas basándose en su identidad étnica, usaron fuerza excesiva y violaron a los derechos civiles de ciudadanos", dijo Leyva en una carta que envoi al jefe de policía Russell Kerbow. "Exijo una investigación completa de este incidente. Espero que los agentes respondan por sus actos y comportamiento".

Kerbow respondió al reclamo de Leyva con su propia carta.

Afirmó que su jefe de patrullas investigaría el incidente para ver si los agentes violaron reglas del departamento.

Pero Kerbow afirmó que Leyva no está autorizada para hablar por los afectados, y que son ellos quienes deben poner una queja formal.

"Me daría mucho gusto aceptar e investigar completamente una queja formal de uno o todos los individuos" afectados, escribió Kerbow. "Mi investigador Todd Cooper los ayudará a presentar su queja. Si el idioma es una barrera, seguramente podemos proveerles un intérprete".

Activistas del North Texas Dream Team el viernes dijeron que apoyan a Leyva.

"Es nuestro deber defender los derechos civiles, nuestras comunidades y personas en necesidad", dijo Marco Malagón, presidente del NTDT. "La policía de Lewisville debe de responder por sus acciones. No debemos de temer a la policía pero trabajar con ellos para asegurar el bienestar de las comunidades".

Also of interest